Abril encantado, de Elizabeth von Arnim

 

 

 

La trama arranca con un anuncio aparecido en el diario británico The Times: “Para aquellos que les gusten las glicinias y el sol,  se alquila  pequeño castillo medieval  italiano amueblado durante el mes de abril.”

 

 

Por Teresa de Urberuaga

 

¿Cómo resistirse a una oferta semejante? Lotty Wilkins, una mujer aparentemente algo gris y plana, harta del tiempo inclemente de Londres en marzo y de la frialdad de su marido, decide que el anuncio de The Times parece haber sido redactado para hacerla reaccionar y se las ingenia para conseguir otras tres inquilinas y alquilar entre todas ese atractivo castillo frente al Mediterráneo. De modo precipitado, casi sin prevenir a sus familias, las cuatro mujeres parten hacia su destino para una estancia de un mes, en el que buscan encontrar sol, descanso y reflexionar sobre su vida pasada y futura.

El lugar resulta realmente encantador y Lotty  queda extasiada:

« Todo el resplandor de abril en Italia se extendía reunido a sus pies… Se quedó mirando fijamente. Tanta belleza, y ella estaba allí para verla. Tanta belleza, y ella estaba viva para sentirla. Su rostro estaba bañado en luz. Aromas encantadores ascendían hasta la ventana y la acariciaban”

Sin embargo, la convivencia entre las cuatro mujeres, de edades, orígenes y medios sociales muy diferentes, no es totalmente pacífica. La autora, Elisabeth Von Arnim, nos cuenta con humor cómo es ese primer –y difícil – contacto de los primeros días,  las intenciones de cada una de las inquilinas para sacar el mejor provecho a su estancia y los conflictos que se crean para preservar la intimidad de cada una o compartir responsabilidades.

A lo largo de ese mes de vacaciones, vamos conociendo el carácter de cada una de las protagonistas, el clima que se crea entre ellas, sus confidencias, esperanzas y lamentos. Porque el esplendor y la belleza que rodean ese escenario idílico propician un estado de ánimo positivo, intimista; si habláramos de pintura lo haríamos de impresionismo.

Las reflexiones de las protagonistas, la llegada de algunos maridos y la del propietario de la mansión terminan revelando a cada una de las cuatro  mujeres sus personalidades reales, llevarles a decidir  un cambio de actitud ante la vida y mostrarles un futuro esperanzador.

Abril encantado es, creo yo, un libro sin grandes pretensiones; el relato de unas vacaciones placenteras,  en un encuadre natural maravilloso y, como no podía ser menos, con un final feliz. Pero, a pesar de estar escrita hace casi un siglo, la novela sorprende por su estilo, a veces impertinente, a menudo hilarante y con mucha dosis psicológica.

En resumen: esta comedia de Elizabeth von Arnim, una de las escritoras más leídas de principios del siglo XX, brinda en su lectura tanto placer y fascinación hoy como entonces.

Elizabeth von Armin fue muy admirada por sus novelas, siendo Abril encantado su obra más conocida,  llevada al cine en 1993 por el director Mike Newell.


 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...
Etiquetas: , ,

Comentarios en la web

  1. M.Luz dice:
    Muy bonito, encantador, como el título.

Dejar una respuesta

Please note: comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.


8 − = 4