El niño en la cima de la montaña, de John Boyne

“Un logro muy notable. Boyne ha escrito un relato impresionante sobre la atracción del poder, la fragilidad de la juventud y el terrible dolor de una vida marcada por el arrepentimiento”

(The Guardian)

La obra en frase textual del autor es “la historia de un niño que había empezado abrigando amor y decencia en su corazón, pero al que después había corrompido el poder. La historia de un niño que había cometido crímenes con los que tendría que vivir el resto de sus días” y añade: “la historia de un hombre que deseaba encontrar un modo de reparar el daño que habían causado sus actos”.

La trama pone de manifiesto la reconocida habilidad de John Boyne para combinar hechos históricos con otros ficticios, al reflejar de modo expresivo la fascinación que un Jefe de Estado puede ejercer sobre un niño deseoso de encontrar una figura paterna a la que admirar, que sustituya la imagen de su perdido padre. Al margen de las circunstancias y personas reales que intervienen en la acción, la obra acierta a describir la manipulación de que puede ser objeto un menor por parte de un adulto con capacidad de seducir. Bien escrita, con el estilo sencillo y espontáneo característico del autor, la novela capta de principio a fin la atención del lector por su forma sobria e intensa de transmitir la evolución interna del protagonista. Salvo en algún episodio especialmente dramático, la violencia permanece lejos de la mayoría de las secuencias del relato, cuya dureza de fondo queda paliada por la ambientación en un bello paisaje alpino y por la calidad humana de los personajes secundarios que forman parte de la servidumbre de la casa.

John Boyne regresa a la temática nazi con una novela de formación. El niño en la cima de la montaña está protagonizada por Pierrot, niño nacido en París, hijo de una joven francesa y un soldado alemán afectado de graves perturbaciones psíquicas tras haber luchado en la Primera Guerra Mundial. A causa de su violencia, el matrimonio se separa y el marido vuelve a Alemania donde fallece en accidente. La madre cuida a Pierrot durante poco tiempo al morir de tuberculosis. El niño, huérfano con siete años, es acogido en un orfanato hasta que localizan a su tía paterna que lo lleva a vivir con ella. Su trabajo como ama de llaves en el refugio de montaña bávaro de Adolf Hitler será decisivo para la trayectoria del huérfano quien, tras su desconcierto inicial, siente admiración por el Führer. Pierrot cambia su sencilla ropa por el uniforme de las juventudes hitlerianas, comienza a saludar con la mano alzada, su nuevo nombre es Pieter, le exigen que olvide sus raíces y se convierte en el ayudante de Hitler.

 

John Boyne (1971, Dublín) estudió en Trinity College y en la Universidad de Norwich (Inglaterra). Es autor de varias novelas entre las que destacan El niño con el pijama de rayas, obra que constituyó un éxito, fue traducida a cuarenta idiomas incluyendo braille, llevada al cine y ganadora y de dos Irish Book Awards y finalista del British Book Award.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...
Etiquetas: ,

Dejar una respuesta

Please note: comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.


6 + 1 =