Treinta doblones de oro, III premio Troa Libros con valores

Soñador como soy, abandoné la pluma y los cuadernos y salí al patio interior para gozar escuchando el golpeteo del agua… (Treinta doblones de oro)

 

Por Reyes Cáceres

Todo acontecimiento en torno a la literatura es motivo de celebración: escribir un libro, presentarlo y no digamos otorgar un galardón. Por eso estamos muy satisfechos de haber llegado a la III convocatoria del Premio Troa Libros con valores. Un premio que va consolidándose y abriéndose camino en el inmenso panorama de las letras españolas. Sus características están bien definidas en las bases: se trata de una novela de un autor español, publicada por primera vez en el año anterior, que ofrezca nivel literario, que sea apta para todo tipo de públicos y cuyo contenido fomente valores que contribuyan al enriquecimiento de la persona.

El premio está dotado con 15.000 euros.



Treinta doblones de oro

En esta ocasión, el jurado estaba compuesto por César Antonio Molina Sánchez, Licenciado en Derecho y Ciencias de la Información. Ha sido director del Instituto Cervantes, ministro de Cultura y actualmente dirige la Casa del Lector; Ángel Basanta Folgueira, catedrático de Literatura española, crítico literario en el suplemento El Cultural del diario El Mundo y Presidente de la Asociación Española de Críticos Literarios; Antonio Manzanera Escribano, doctor en Economía y licenciado en Derecho y Ciencias Empresariales por la Universidad de Comillas (ICADE) y MBA por INSEAD (Fontaineablue, Francia), autor de varios libros de economía y narrativa; Antonio G. Iturbe, escritor y periodista cultural. Ha sido coordinador del suplemento de TV de El Periódico y es el director de la revista Qué leer donde lleva dieciséis años. Fue el ganador del Premio TROA 2013 por su novela La bibliotecaria de Auschwitz. Y por último, Maite Castillo, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, Master en Comunicación corporativa por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y ex corresponsal de la Agencia EFE en Bruselas, Abdjan, Johanesburgo y Panamá. Actualmente es directora de la Fundación Troa.

Tras una reñida deliberación (en la que hubo gran discrepancia y que requirió dos votaciones con empate técnico y una abstención) finalmente, Maite Castillo, como presidenta del Jurado, emitió su voto cualitativo a favor del libro de Jesús Sánchez Adalid (Villanueva de la Serena, Badajoz), escritor de largo recorrido que conecta con los lectores por la veracidad de sus argumentos y la originalidad de sus descripciones sustentadas en una profunda documentación. Por su amplia obra literaria ha recibido varios premios.

Treinta doblones de oro es una novela histórica ambientada a finales del siglo XVII y relata las aventuras de un joven andaluz que trabaja como escribiente en el despacho de un comerciante sevillano cuyo negocio está a punto de cerrar. El motivo es el traslado del tráfico marítimo con las colonias americanas del puerto fluvial de Sevilla al de Cádiz.

El patrón muere en la ruina y su viuda le pide que le acompañe a la isla de la Palma en Las Canarias para hacerse cargo de la herencia del difunto. Durante el viaje hacen escala en una plaza fuerte en la costa africana, que es atacada por tropas marroquíes. Los viajeros son hechos cautivos en Mequinez (Marruecos) a la espera de ser rescatados por los frailes dedicados a esta misión… y ya no desvelamos más datos ni el final….

Amor, aventuras, historia e investigación se anudan en una trama que muestra un interesante retrato de época. Su autor incluye una nota que avala la abundante documentación empleada y que resultará muy útil al lector. Como se afirma en la  cubierta del libro Jesús Sánchez Adalid nos introducirá en el misterio profundo del ser humano, sus temores, sus dudas y sus esperanzas, entre originales episodios de humor y vitalidad. Auténticos valores, presentes en estas páginas, necesarios en los tiempos que vivimos.

Los miembros del jurado afirmaron que “su lectura nos ayuda a conocer una época de la historia de España totalmente desconocida (M. Castillo); “una novela muy digna y correcta desde el punto de vista histórico”. “Por sus páginas la historia transita a través de la trama y de sus personajes” (A. Manzanera). “se trata de una novela de aventura y con gran atractivo juvenil” (A. Basanta)

Los finalistas

Las otras cuatro novelas finalistas eran Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro, libro más votado por los lectores a través de las redes sociales, Retorno de un cruzado de José Jiménez Lozano, El despertar de la señorita Prim de Natalia S. Fenollera y La habitación de al lado de Silvia Laforet.

A vuela pluma destacamos breves ideas acerca de ellas así como algunos comentarios sobre sus cualidades expuestos por el jurado.

En la obra de Jiménez Lozano, escrita con estilo cuidado e intimista y dirigida a un público muy lector, un narrador de identidad no precisada evoca la figura de su tío, que estuvo en la guerra civil y regresa a casa “roído por un mal”. De ella se reconoció su maestría: “encierra valores de carácter espiritual, reflexivo, meditativo y humanístico” (C.A. Molina) o “es una historia en tres tiempos muy bien contada” (A. Basanta).

Dispara, yo ya estoy muerto es una ficción con trasfondo histórico que arranca cuando una cooperante de una ONG realiza un informe sobre los asentamientos ilegales en territorio palestino y conoce a Ezequiel Zucker, un anciano que le relata su historia, mientras ella muestra su versión del lado palestino. A lo largo de sus páginas se trasluce una defensa de la paz y de la convivencia. De ella se resaltó la “importancia de contar una historia a través de un doble voz, una judía y otra árabe, el tono periodístico de la narración y el entrelazamiento de los aspectos documentales con la historia de sus personajes”. (A.G. Iturbe).

El despertar de la señorita Prim cuenta como Prudencia Prim llega a San Ireneo, pequeña población de costumbres tradicionales, contratada como bibliotecaria de un curioso caballero. Mujer incrédula y amante de la belleza y pulcritud se desconcierta ante la forma de vida e ideas de sus habitantes con los que entablará una solida amistad. La autora cuestiona diversos aspectos de la sensibilidad y educación contemporáneas así como de las relaciones familiares. Reivindica la cultura clásica y humanística y el redescubrimiento de los valores religiosos. El libro recibió elogios como primera novela, “bien escrita y dirigida a un público amplio” (A. Manzanera); o una “historia sencilla, bien contada” (A. Basanta). En esta línea también hubo referencias positivas a La habitación de al lado, primera obra de Silvia Laforet.

Una historia de supervivencia y redención en la que se describe con hondura el desgarro psicológico que sufre la protagonista a causa de la dura experiencia por la que atraviesa, dolor que con la ayuda de otras personas logra enfocar positiva y cristianamente.

Otras novelas candidatas

Además de estos finalistas los otros cinco libros preseleccionados eran La compañía de la muerte de Francisco Muro Bueno, La visita de Jose González, Mariana, los hilos de la libertad” de José Calvo Poyato, Ojos azules en Kabul de Anabel Botella y Tu rostro con la marea de Fernando García de Cortázar.

Efectivamente, la lista podría haber sido más amplia pero las bases del concurso determinan que la selección que elabora el Departamento de Estudios Bibliográficos de TROA se concrete a diez novelas de las que se destacan cinco. Todas ellas eran potencialmente adecuadas para aspirar al premio pero lógicamente solo puede haber un ganador. Todas son recomendables y gustarán a públicos de diferentes gustos y sensibilidades. Sobre su contenido y valoración se pueden consultar las respectivas reseñas que están en nuestra web: www.troa.es

Una vez más comprobamos la buena salud de la literatura española. Tenemos muchos y magníficos escritores de todas las edades. España es un país de amplia y rica tradición artística y creadora y esa creatividad no ha decrecido por mucho pesimismo que a veces podamos detectar en el ambiente. El ingenio, la belleza y los buenos argumentos nacen a diario en nuestras letras.

Desde la Fundación TROA queremos aportar nuestro granito de arena para fomentar la lectura y publicación de libros que, junto a la calidad literaria, ofrezcan mensajes que dignifiquen a la persona y contribuyan a mejorar nuestra sociedad.

Enhorabuena a Jesús Sánchez Adalid por sus Treinta doblones de oro y a todos los finalistas y candidatos. Y no puede faltar nuestro agradecimiento a los miembros del jurado que brindaron su tiempo y esfuerzo.

La entrega del premio se hará coincidir con la celebración de la Feria del Libro de Madrid. Os esperamos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

Comentarios en la web

  1. Pilar Gamo Escribano dice:
    A lo mejor no soy muy objetiva, pero tuvimos la oportunidad de tener la primicia de la presentación de su libro en Mejorada (Toledo) y fue increible, con decir que el libro se agotó en el puesto de venta que se puso por el evento. Novela histórica con un tema super interesante, donde se nos descubre el origen del Cristo de Medinaceli, con un toque aventurero que enganchará desde el principio.
  2. Rocío Rubiano Barroso dice:
    Me gustan muchísimo las novelas históricas y ésta me encanta porque además de estar muy bien escrita, te muestra perfectamente cómo era esa época. ¡Buenísimo libro! Lo recomiendo.
  3. Claudio Bueno dice:
    Muy interesante. Engancha desde el principio y está bien documentada y narrada.
  4. dice:
    ¡Increíble! Nunca creí que se pudiera disfrutar tanto aprendiendo historia. ¡Este autor escribe de maravilla!
  5. Carmen Cascon dice:
    Lo leí hace unos meses y no me defraudó. Sánchez Adalid es uno de nuestros mejores escritores de novela histórica. La acción transcurre entre Sevilla y La Mamora en el siglo XVII, y sus protagonistas vivirán una espectacular aventura en tierras sarracenas. La historia del Cristo de Medinaceli, ahora en Madrid, será el centro narrativo de la novela.
  6. Laura Grijalvo dice:
    Leí el libro en Mayo, y me gustó mucho. NO podía imaginarme que un libro de aventuras aun histórico derivara en lo que derivó. Si eres de Madrid y quieres saber el por qué del Cristo de Medinaceli, este es tu libro.
  7. Anabel Botella Soler dice:
    Fue un honor estar nominada a los premios Troa junto a este autor. La novela es, desde luego, una historia apasionante y bien documentada, algo muy de agradecer en la novela histórica.
  8. isabel mendez dice:
    Buen libro para leer este verano...interesante,documentada y bien narrada.Totalmente recomendable!
  9. Isabel Cullen dice:
    Novela histórica llena de aventuras y desventuras, excelentemente documentada. Un buen retrato de una familia española a finales del siglo XVII que lucha ante la adversidad. Los personajes están muy bien caracterizados, aunque algunos son retratados de manera un tanto superficial. Una excelente novela, no sólo entretenida, sino también didáctica.
  10. Pepe dice:
    Muy bueno
  11. Sara dice:
    ¡Pues a mi me ha parecido un poco plana en la acción!
    Este autor escribe muy bien.
  12. Miguel dice:
    Entretenido, interesante, didáctico, ... Realmente he disfrutado con este libro
  13. Teodoro dice:
    Excelente libro, muy bien escrito que presenta con realismo el final del siglo XVII español, la decadencia de los Austrias, la Sevilla barroca y la vida cotidiana del siglo de Oro. La desconocida historia del célebre Cristo de Medinaceli muy bien presentada y documentada. Sin estridencias y dentro de un estilo cuidado que difícilmente se encuentra hoy en la novelística española.
  14. José Luis Mejías dice:
    Novela extraordinaria, con una interesante historia de fondo que va más allá de la novela histórica convencional o comercial. Lo mejor es que se percibe con un realismo y una veracidad que te hacen pensar, reflexionar y desear continuar a la vez. Siempre hay una espiritualidad latente en Sanchez Adalid, que no cansa ni obliga en el seguimiento de la trama, y unos valores consecuentes con la fe propia de la época. Y por sí fuera poco, ayuda en efecto con su sentido positivo de la existencia, su visión esperanzada del futuro y su confianza en la Providencia. Me han gustado especialmente las reflexiones del fraile en Mekinez: ?Todos de alguna manera somos cautivos?; es decir, hombres y mujeres necesitados de redención. Se agradece la buena escritura, la limpieza de los contenidos, la lógica interna de los capítulos y la estructura cuidada. En suma, una buenísima novela; un mirlo blanco en estos tiempos. J.Luis.
  15. María de Prado Murillo dice:
    Todo lo que diría sobre esta maravilla de novela no sería suficiente. Lo resumo así: gracias infinitas don Jesús Sánchez Adalid por esta joya que me ha tenido encandilada durante una semana. Siga, por favor, continúe por este camino. Y a todos les recomiendo estos Treinta doblones de oro indispensables hoy para saber muchas cosas y afrontar la vida de otra manera. La recomendación de Troa: genial. Gracias a la reseña de Pilar de Cecilia compre la novela.
  16. Ana dice:
    Me ha gustado muchísimo por la trama que cuenta y por la forma de narrarlo. Es una novela muy bien escrita, para mi gusto de lo mejor del autor.
  17. Luz dice:
    Es fantástico cómo se puede disfrutar con la lectura de esta novela a la vez que se aprende sobre hechos históricos desconocidos para mi.
  18. Ramón Mendieta dice:
    Se ve que el sacerdote va mejorando. Su novela anterior, El camino mozárabe, no me gustó demasiado pero ésta me ha gustado muchísimo.
  19. Fernando Cespedes dice:
    Muy interesante, sobre acontecimientos bastante desconocidos. Un gran autor.

Dejar una respuesta

Please note: comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.


+ 3 = 7