Una conversación con Sarah Moore Fitzgerald, autora de “Una tarta de manzana llena de esperanza”

 

“Uno de los maravillosos placeres de escribir novelas, es que puedes meterte en las cabezas y corazones de otras personas”

 

Tu primera novela contiene elementos históricos ¿Qué te empujó a ambientar esta segunda obra en la época contemporánea?

Creo que cada novela debe representar un nuevo comienzo, así que después de bucear en el pasado durante la mayor parte de Black to Blackbrick, me apetecía cambiar la ambientación de mi siguiente libro. Fue muy divertido explorar en la historia, pero ahora me ha resultado muy liberador sumergirme en la época contemporánea de Una tarta de manzana llena de esperanza. Es un reto distinto. Por un lado más fácil, porque estoy rodeada constantemente de jóvenes y pude inspirarme en mi vida cotidiana, pero por otro lado, más complejo, porque es muy importante ser fiel a esas voces. Los lectores jóvenes son muy críticos y sofisticados, y detectan en seguida la falta de autenticidad. Al escribir una novela ambientada en la actualidad hay que respetar al lector moderno y el mundo en el que vive, y enfrentarme a eso fue gran parte del trabajo de escribir esta novela.

Para los personajes de Oscar y Stevie, ¿fue muy difícil escribir desde la perspectiva de un chico? Como mujer adulta, ¡soy lo más opuesto que existe a un chico adolescente! pero, uno de los maravillosos placeres de escribir novelas, es que puedes meterte en las cabezas y corazones de otras personas. Es una forma única de aprender sobre el mundo y verlo desde otras perspectivas y creo que los adolescentes son gente interesantísima, se les enseña a mantenerse estoicos ante las dificultades y a menudo se espera de ellos que sean duros y no muestren sus emociones ni en las situaciones más traumáticas. Esto es importante analizarlo, tanto en la realidad como en la ficción. Otro motivo por el que me atrae escribir desde el punto de vista de un chico es que crecí rodeada de tres hermanos y, de niña, recuerdo que siempre me esforzaba por correr igual de rápido, trepar igual de alto y saltar igual de lejos que ellos. Como resultado de esta infancia tan masculina, a veces pienso que tengo a un chico temerario oculto en mi interior…

Tratas muchas cuestiones en esta novela. ¿Cuál es la más importante para ti, y por qué? Es cierto que abordo muchos temas: el acoso escolar y el aislamiento; lo rápido que un chico feliz y seguro de sí mismo puede caer en la desesperación; el primer amor y todos los sentimientos complicados que conlleva. Pero creo que el tema central deUna tarta de manzana llena de esperanzaes la idea de que el mundo a veces trata de ahogar esas cosas personales que nos hacen únicos y encantadores y es responsabilidad de todos impedir que eso pase, este es el mensaje más importante de la historia de Oscar.

¿Cómo empiezas a crear tus personajes? ¿Cómo toman forma? Helen Dunmore, una autora a la que admiro mucho, dice que empezar a escribir una novela es como entrar en una habitación a oscuras. A medida que escribes, la luz se vuelve más y más intensa, es una forma excelente de describir lo que me pasa. Al principio solo tengo nociones muy vagas de quiénes son mis personajes, es como si acabaran de presentarme a un montón de extraños. Y, poco a poco, empiezo a conocerlos, a saber cómo hablan, lo que desean, y cuáles son sus cualidades y defectos.

¿Cuánto tiempo dedicas a investigar antes de empezar a escribir? Depende, a veces necesito reflexionar, leer y pensar mucho antes de meterme a fondo con una novela, pero nada sustituye el hecho de empezar a escribir. En cuanto empiezo, adquiere vida propia. Además de escribir novelas, me dedico al mundo académico, por lo que la documentación es una parte muy importante de mi trabajo, pero a la hora de escribir ficción, por extraño que parezca, la documentación en exceso puede ser un obstáculo. Es una lección que tardé mucho tiempo en aprender.

¿Dedicas la mayor parte del tiempo a pensar o a escribir? El tiempo que paso escribiendo es mi tiempo de pensar. Así que aun cuando fantaseo sobre mis personajes y su historia, los mejores momentos de inspiración me llegan mientras escribo.

¿Cuál es la parte que más te gusta del proceso de edición una vez entregado el manuscrito? ¿Reescribir, elegir un título, participar en el diseño de la portada…? ¡Terminar es la mejor parte! Me encanta trabajar con un editor para pulir y mejorar la historia, encontrar un buen título siempre me ha parecido dificilísimo pero me fascina porque, de repente, el título se manifiesta y te preguntas ¿cómo no se me ocurrió desde el principio? También es interesantísimo ver qué aspecto tienen los libros cuando se traducen a otros idiomas. El título en alemán deBack to Blackbrick es Der Schlüssel zu Allem, que significa “La clave de todo”, me parece un título precioso. Pero una de mis partes preferidas al publicar una novela es ver los diseños de cubierta, es en ese momento cuando todo parece real y cuando empiezo a “ver” mi libro en las estanterías de mis lectores, es una experiencia única.

¿Dónde sueles escribir? Tengo un trabajo que me encanta y tres hijos (que también me encantan), así que escribo durante ratos “robados”. A menudo escribo en la cama por la noche. Cuando vamos de vacaciones dejo que mis hijos se levanten tarde y aprovecho las mañanas para escribir mientras me tomo un café. De vez en cuando me tomo una semana libre y voy a un centro para escritores en medio del campo en Irlanda llamado el Tyrone Guthrie Centre. Es un retiro “mágico” para escritores, pensado especialmente para ayudar a artistas a encontrar el tiempo y el espacio para crear.

¿Por qué escribes? La verdad es que no lo sé. Lo único que puedo decir es que escribo desde que tengo recuerdos.

¿Tienes planeada otra novela? ¿Puedes avanzarnos algo? Tengo muchas ideas y el reto es decidir en cuál quiero trabajar a fondo. No quiero hablar mucho sobre mi proyecto actual pero puedo revelar que es sobre un joven problemático tan conflictivo y desobediente que casi todo el mundo lo da por perdido, en esta situación analizo la idea de cómo algo que se considera delincuencia en un contexto puede ser heroísmo en otro.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading ... Loading ...

Dejar una respuesta

Please note: comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.


1 + 4 =