BONAVIA

BONAVIA

7,99 €

eBook Dispositivos compatibles
  • Smartphone

    Compatible con smartphones con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPhone)
    a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

  • Tablet

    Compatible con cualquier tablet con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPad)
    a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

  • eBook

    Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar archivos con DRM de Adobe.

  • eBook Dispositivos compatibles
    • Smartphone

      Compatible con smartphones con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPhone)
      a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

    • Tablet

      Compatible con cualquier tablet con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPad)
      a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

    • eBook

      Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar archivos con DRM de Adobe.

  • Editorial: IMPEDIMENTA EBOOK
  • Materia: Narrativa contemporánea
  • ISBN: 978-84-17115-05-0
  • Páginas: 352
  • Formato: Epub
  • Protección: DRM de Adobe
  • Derechos sobre el eBook: Imprimible: Prohibido. Copiar/pegar: Prohibido. Compartir: 6 dispositivos permitidos.
  • Idioma: Español

7,99

Añadir a mi cesta

Consigue 0,40 puntos TROA

Descarga Cómpralo y empieza a leerlo inmediatamente

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros que requieren un criterio moral sólido

Valoración de los clientes

7,99 €

Añadir a mi cesta

Consigue 0,40 puntos TROA

Enviar a un amigo

Dragan Velikic (Belgrado, 1953) es un novelista serbio reconocido, con alguna otra novela traducida al español y una trayectoria profesional que une la invención literaria con el periodismo y también la diplomacia (antiguo embajador de Serbia en Austria después del desplome del comunismo). Bonavia, novela publicada por la editorial Impedimenta en la traducción de Luisa Fernanda Garrido y Tihomir Pistelek, es una apuesta ambiciosa, que intenta reanudar con la tradición centroeuropea de un Musil, Broch, Roth y Zweig e incluso los húngaros Marai (citado en la novela) o Bánffy. Todos ellos tienen en común haber expresado el malestar de una época, el desmembramiento de un imperio, las tensiones nacionalistas, la incapacidad de las nuevas políticas y sobre todo la profunda desorientación psicológica de las gentes, en un tono melancólico y sombrío, no exento de cierta ironía.
Velikic pasea a sus personajes por las tres grandes capitales de la Europa Central: Viena, Budapest y Belgrado, ofreciéndonos interesantes descripciones de algunos de sus barrios, a medida que los protagonistas (todos ellos exyugoslavos), intentan retomar las riendas de su destino. Dos amigas, Marija y Kristina, acuden a Budapest en vísperas de la partida de ésta para Estados Unidos. En la capital húngara se cruza en su camino Marko, un novelista en ciernes. Con él se abre una nueva vía que nos lleva a Viena, donde vive desde hace varias décadas su padre, Miljan, exitoso dueño de varios restaurantes. Tanto Marija como Marko vuelven a Belgrado, donde intentan construir una relación que finalmente fracasa.
El lector descubre poco a poco las conexiones entre los distintos personajes, así como las zonas sombrías de su pasado. Muchos episodios se desarrollan en hoteles, bares y estaciones de tren, donde los protagonistas pasean su nomadismo y su soledad, intentando huir para refundar su vida. El mismo título de la novela hace referencia al hotel Bonavia de la localidad croata de Rijeka (la antigua Fiume italiana, luego yugoslava) donde, según las confesiones del mismo Velikic en el último capítulo del libro, se daban cita sus jóvenes padres.
Bonavia puede considerarse como la novela de la post-Yugoslavia, contaminada por una cierta yugostalgia, de la misma manera que las novelas de Roth o de Bánffy mostraban una cierta melancolía postimperial: “Todos somos iguales. Así pensaban los que en los años sesenta crecían en el asfalto de Belgrado. Y por doquier en ese país que ya no existe” (p. 56). Velikic no es, en absoluto, defensor del comunismo de Tito, al que desenmascara con mucha lucidez: “Su juventud [la generación de Tito] había construido un mundo, que ahora, cuarenta años más tarde, se mostraba falso” (p. 151). Pero denuncia la ola de locura, alimentada desde el exterior así como desde el interior, que ha arrojado de pronto pueblos contra pueblos y vecinos contra vecinos: “Nunca ha habido una guerra como esta, en la que todo está apalabrado” (p. 124). Sus comentarios sobre la vida en el Belgrado comunista, así como sobre las costumbres y rituales de los austríacos, son muy acertados. Sin embargo, los personajes adolecen de la complejidad psicológica de los héroes de Musil, de Zweig o de Remarque (otro escritor citado en el libro). Muchas de sus reacciones son demasiado superficiales, los diálogos poco profundos y algún desenlace simplista, como en una serie televisiva en la que de pronto tiene que desaparecer uno de los actores. Los detalles que acompañan la descripción de las relaciones íntimas de los protagonistas no añaden nada a la intensidad de la trama ni al retrato de los personajes.
En definitiva, una novela incompleta que podría haber sido un buen fresco de una importante página de la reciente historia de Europa.

Más libros de este autor

Ver todos

Más libros de este autor

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA