EL SIMPATIZANTE

EL SIMPATIZANTE

11,99 €

eBook Dispositivos compatibles
  • Smartphone

    Compatible con smartphones con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPhone)
    a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

  • Tablet

    Compatible con cualquier tablet con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPad)
    a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

  • eBook

    Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar archivos con DRM de Adobe.

  • eBook Dispositivos compatibles
    • Smartphone

      Compatible con smartphones con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPhone)
      a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

    • Tablet

      Compatible con cualquier tablet con sistema operativo Android, Windows, Blackberry y iOS (iPad)
      a través de su lectura en cualquier aplicación compatible con el DRM de Adobe. (Ej. Bluefire)

    • eBook

      Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar archivos con DRM de Adobe.

  • Editorial: SEIX BARRAL
  • Materia: Narrativa contemporánea
  • ISBN: 978-84-322-3238-1
  • Formato: Epub
  • Protección: DRM de Adobe
  • Derechos sobre el eBook: Imprimible: Prohibido. Copiar/pegar: Prohibido. Compartir: 6 dispositivos permitidos.
  • Colección: Biblioteca Formentor
  • Idioma: Español

11,99

 
Versión papel disponible
por 22,00 €

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

El libro puede herir la sensibilidad del lector por sus planteamientos de fondo y por la forma en tratarlos

Valoración de los clientes

11,99 €

Enviar a un amigo

La aclamada novela de Viet Thanh Nguyen (Buôn Ma Thôt, 1971) El simpatizante, participa de la voluntad postmoderna de reconsiderar los enfrentamientos bélicos del siglo XX (como las dos guerras mundiales o la guerra civil española, como la guerra de Argelia o la guerra de Vietnam), sin idealismos ni triunfalismos y contar la historia desde el otro lado, dar voz no sólo a los vencidos sino incluso a los asesinos y torturadores, atacar y desmitificar la versión oficial, mostrar lo complicado que es el ser humano y hacer una nueva y distinta repartición de las culpas. Desde el punto de vista formal, esa reescritura de la historia se sale del molde clásico de las narraciones bélicas e incorpora elementos de los más variados: thriller político, novela de guerra, drama psicológico, relato picaresco, gesta migratoria, hasta novela “de campus”, todo fuertemente impactado por la imagen, como consecuencia de la imprenta indeleble del séptimo arte sobre la escritura. El producto resultante puede llegar a ser, como en el caso que nos ocupa, brillante y clarividente, pero a la vez cruel, despiadado y destructivo hasta unos límites muy difíciles de soportar para el lector no avisado.
El simpatizante es una revisión literaria de la guerra de Vietnam y su protagonista es “un espía, un agente infiltrado, un topo, un hombre con dos caras” (p.11). Narrador sin nombre, al que los demás llaman “el Capitán”, es una creación bicéfala, con dos cerebros y dos corazones y con conexiones que varían de acuerdo a cada caso: madre vietnamita y padre francés, espía del Vietnam del Norte y combatiente del Vietnam del Sur, oriundo de Oriente y formado en Occidente, revolucionario y burgués, leal y traidor: “Simplemente soy capaz de ver cualquier cuestión desde ambos lados” (p. 11).
La novela empieza con las imágenes dantescas de la caída de Saigón en manos del ejército comunista del Vietnam del Norte y de la desesperada huida de sus habitantes, entre los que se cuentan un General relacionado con la CIA y su familia, así como el narrador protagonista y uno de sus íntimos amigos. Instalados como refugiados en California, se adaptan con dificultad a su nueva vida, hasta que empiezan a soñar con un hipotético retorno para seguir luchando por la liberación de su país de manos de los “hermanos” comunistas. El Capitán está inmerso en estas maquinaciones y preparativos, actuando siempre como transmisor de informaciones hacia las autoridades del Vietnam del Norte, pero debiendo a la vez probar su lealtad al General ejecutando a un par de compatriotas inocentes. En sus casi 500 páginas, la trama de la novela no para de complicarse con el retorno al país de origen, la captura del grupo infiltrado por parte de los comunistas y la reeducación del protagonista por medio de procedimientos de tortura de los más atroces, para terminar con una nueva huida en barca.
Quizás la parte más interesante sea aquella en la que el Capitán sirve de ayudante de un afamado Cineasta americano para la realización de una película sobre la guerra del Vietnam. La crítica internacional ha alabado en estas páginas un intento de desmitificar películas famosas como Apocalipsis Now o Platoon, y ha visto en la figura del Cineasta un retrato burlón de F. Coppola.
En definitiva, la novela trae a nuestras retinas todas las imágenes transmitidas por el cine y la televisión en los 70 y 80 del pasado siglo (bombardeos, napalm, torturas, la “gente de las barcas”), pero intenta ponerles subtítulos nuevos. Viet Thanh Nguyen, profesor de estudios ingleses y étnicos en una afamada universidad americana, hace aportaciones muy interesantes sobre las diferencias psicológicas y culturales entre Oriente y Occidente, sobre las virtudes y defectos del modo de vida americano, sobre los daños colaterales de las revoluciones o las incongruencias mortales de las ideologías. La ventaja del protagonista “de dos caras” (como de su autor bicultural) es precisamente simpatizar con los dos bandos, pero en contrapartida es consciente del horror de ambos. Nguyen muestra con toda claridad que si los franceses y los americanos son culpables de haber extorsionado el país y ninguneado a sus gentes, la posterior versión asiática del comunismo ha traído sólo destrucción: “ En lo tocante a aprender las peores costumbres de nuestros amos franceses y de sus sustitutos los americanos, habíamos demostrado enseguida que éramos los mejores. ¡También nosotros sabíamos violar ideales grandiosos!” (p. 465). Al final del libro, al lector exhausto y golpeado por crudas imágenes de asesinatos, traiciones, violaciones y torturas, sólo le queda creer en la historia como “una farsa” o “una tragedia” (p. 439).

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA