LA GENTE DEL ABISMO

LA GENTE DEL ABISMO

9,99 €

eBook Dispositivos compatibles
  • Smartphone

    Compatible con todas las aplicaciones de lectura de los principales
    sistemas operativos móviles, incluyendo la aplicación iBooks de
    Apple, con el único requisito de que el formato (epub o PDF) sea
    admitido por dicha aplicación

  • Tablet

    Compatible con todas las aplicaciones de lectura de los principales
    sistemas operativos móviles, incluyendo la aplicación iBooks de
    Apple, con el único requisito de que el formato (epub o PDF) sea
    admitido por dicha aplicación

  • eBook

    Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar
    el formato del ebook (epub o PDF)

  • eBook Dispositivos compatibles
    • Smartphone

      Compatible con todas las aplicaciones de lectura de los principales
      sistemas operativos móviles, incluyendo la aplicación iBooks de
      Apple, con el único requisito de que el formato (epub o PDF) sea
      admitido por dicha aplicación

    • Tablet

      Compatible con todas las aplicaciones de lectura de los principales
      sistemas operativos móviles, incluyendo la aplicación iBooks de
      Apple, con el único requisito de que el formato (epub o PDF) sea
      admitido por dicha aplicación

    • eBook

      Compatible con cualquier e-reader capaz de gestionar
      el formato del ebook (epub o PDF)

  • Editorial: GATOPARDO EDICIONES
  • Materia: Narrativa
  • ISBN: 978-84-17109-09-7
  • Páginas: 290
  • Formato: Epub
  • Protección: Sin protección anticopia
  • Idioma: Español

9,99

Añadir a mi cesta

Consigue 0,50 puntos TROA

Descarga Cómpralo y empieza a leerlo inmediatamente

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

9,99 €

Añadir a mi cesta

Consigue 0,50 puntos TROA

Enviar a un amigo

El argumento de La gente del Abismo es original y capta la atención con su vivo relato en primera persona. En el verano de 1902 un norteamericano con poco más de 26 años, viaja a Londres para sumergirse en los ambientes más depauperados del West End de la ciudad. Para que la inmersión sea más real, se viste de vagabundo y se hace pasar por un marinero que busca trabajo en Londres, sin dinero en los bolsillos. Sólo se cose en la camisa un doblón, por si en algún momento se ve en peligro. No echa mano de él ante las primeras dificultades, pero en un momento crítico, lo descose para salir del aprieto. La novela va contando la vida de las personas a las que conoce, dónde va pasando las noches, y en qué camastros consigue dormir. Cuando relata cómo asistió al desfile organizado con motivo de la coronación del Rey Eduardo, hace sonreír al explicar que su error fue llegar entre los harapientos del East End.
En este libro podrían aprender los estudiantes de Periodismo a preparar un reportaje. En el Prefacio dice: “Descendí entonces al submundo londinense con una mentalidad semejante a la de un explorador” Y un poco más adelante “Estaba dispuesto a dejarme convencer por mis sentidos”. Pero en realidad no es un reportaje sino una narración viva en la que no se describen tipos humanos, sino hombres. La mirada del autor es humana y cálida: se habla de trabajadores envejecidos y macilentos, mujeres encorvadas por el duro trabajo, niños escuálidos…todos ellos famélicos, andrajosos y sucios. Pero son personas con sentimientos, que suscitan en el lector compasión, no rechazo. Y por esta dosis de humanidad la novela se lee con gusto, y recuerda a las viejas historias de Dickens que nos encariñaba con sus protagonistas aunque vivieran en condiciones miserables.
Jack London tiene una pluma ágil y un estilo directo, que da ritmo a la lectura. Las descripciones son realistas; tanto, que parece estar viendo esas casas minúsculas donde se hacinan familias paupérrimas, y casi llega el olor de aquellos cuartuchos poco ventilados; o sentimos los empellones de la policía para que dejen libre el parque donde intentan dormir los que no tienen ni casa, ni cama ni una plaza en los albergues temporales. Y nos hace sentir el hambre de quién lleva tiempo desnutrido y apenas tiene un mendrugo para ese día. Su descripción es realista y dura, pero no amarga. La pobreza, la carestía, el carecer de una cama limpia y de un techo, son el sustrato de esta novela que es una verdadera crítica social. En varios momentos aclara que esta dura vida en el West End no corresponde a una etapa de crisis en la economía británica, sino que corre paralela a la solidez económica de un país solvente, en el que entra mucha riqueza de las colonias.
El autor, Jack London, seudónimo de John Griffith Chaney, podría dar pié a una novela. Norteamericano, de California, con una juventud aventurera en la que fue marinero, minero y vagabundo, y sólo acudió un año a la Universidad de Berkeley. Con poco más de 20 años comenzó a escribir relatos cortos, a publicar artículos en los periódicos y a trabajar como corresponsal en Sudáfrica y Corea. De ahí pasó a escribir novelas, algunas tan conocidas como Colmillo Blanco, La llamada de la selva, que fueron llevadas al cine. Murió con solo 40 años, pero ya había escrito más de 50 novelas. Dos son los temas que centran su atención y suscitan sus obras: la naturaleza y la denuncia social. La gente del Abismo es una clara muestra de esta denuncia.

Más libros de este autor

Ver todos
Jack London

Jack London

(San Francisco, 1876 - Glen Ellen, 1916) Escritor estadounidense. De nombre John Griffith Chaney, aunque sus biógrafos especulan sobre su origen paterno. Abandonó la escuela a los catorce años y se autoeducó con la lectura de libros en bibliotecas a las que solía acudir con asiduidad. Trabajó como marino y en otros oficios, cuando no se dedicaba a vagabundear. En 1897 London se embarcó hacia Alaska en busca de oro, pero tras múltiples aventuras regresó enfermo y sin haber alcanzado su objetivo. Aprovechó su periodo de convalecencia para dedicar... [Leer más]

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA