EL FINAL DEL HOMBRE

EL FINAL DEL HOMBRE

18,90 €

18,90

Consigue 0,95 puntos TROA

Versión ebook disponible
por 9,99 €

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros que requieren un criterio moral sólido

Valoración de los clientes

18,90 €

Consigue 0,95 puntos TROA

Enviar a un amigo

Con este primer episodio, titulado El final del hombre inicia el guionista y realizador televisivo Antonio Mercero (Madrid, 1969 ) la serie de novelas protagonizada por Sofía Luna, la inspectora de la Policía Nacional de Madrid que ha obtenido legalmente el cambio de sexo. Ante el asombro de los compañeros y desconocimiento de sus jefes, muestra de forma inesperada las credenciales en las que el nombre de Sofía substituye al de Carlos, que el que había usado hasta ese momento.
El estreno de su nueva identidad coincide con el encargo de investigar el asesinato de Jon Senovilla, hijo de un famoso autor de novelas históricas, Julio Senovilla, que se encontraba en la cumbre del éxito literario y económico. Carlos/Sofía, tras su designación para dirigir la investigación, se plantea la oportunidad de dar a conocer, o no, de modo oficial su recién adquirida identidad femenina, por temor a la reacción emocional del resto del equipo que, es de suponer, resulte negativa. Quedaría así afectada la eficacia del trabajo en el esclarecimiento de un crimen que, por las circunstancias de la víctima y la fama de su padre atraerá la atención de los medios informativos. A parte de este factor, el cambio de sexo del inspector/ra jefe añadiría al caso un especial atractivo que la prensa sensacionalista no dejaría de aprovechar. Por el momento, se llevan a cabo los primeros interrogatorios de testigos y familiares del fallecido Jon y se reúnen las escasas pruebas disponibles, entre ellas el arma del crimen, una daga de hoja curva utilizada en la Edad Media por los musulmanes afincados en España. Las contradicciones en las que incurren los entrevistados y la falta de coartadas de algunos de ellos eleva el número de personas que tuvieron motivos y ocasión de haber cometido el asesinato. Antonio Mercero acierta al mantener abiertas distintas alternativas sobre el verdadero culpable, que sirven para confundir el lector, interesado hasta el final en descubrir la identidad del misterioso asesino. Como era de esperar, pese a las burlas del resto de los agentes, la ya convertida en inspectora Sofía, tras un largo y complejo entramado deductivo, demuestra con su éxito a los críticos, tanto hombres como mujeres de la policía, que sus prejuicios contras los transexuales carecen de sentido. El ingenioso desarrollo de la intriga, en la cual las descripciones ambientales se alternan con extensos diálogos que sirven para conocer el carácter y mentalidad de los personajes, crea el clima de tensión y violencia propio del género de novela negra que el autor maneja con suma habilidad. El excesivo énfasis en presentar como ejemplo de honestidad, valentía y autoestima a la protagonista que alardea de su transexualidad al tiempo que mantiene relaciones sexuales con su antigua amante resulta ilusorio y falto de realismo desde el punto de vista psicológico. Contribuye también a confundir el papel que se atribuye al sexo identificándolo con el amor entre el hombre y la mujer.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA