HAY COSAS QUE NO SE PUEDEN CONTAR

HAY COSAS QUE NO SE PUEDEN CONTAR

14,90 €

  • Editorial: SIRUELA
  • Año de edición:
  • Materia: Narrativa de 16 a 18 años
  • ISBN: 978-84-17041-47-2
  • Páginas: 100
  • Encuadernación: Cartoné
  • Colección: Las Tres Edades
  • Idioma: Español

14,90

Consigue 0,75 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general. Más adecuado para personas con criterio y formación en los temas tratados

Valoración de los clientes

14,90 €

Consigue 0,75 puntos TROA

Enviar a un amigo

La escritora alemana Kirsten Boie hace gala una vez más de su habilidad para contar historias sobre niños de un claro compromiso social. Sin embargo, en Hay cosas que no se pueden contar, el mismo título anuncia al lector que el contenido de esta obra demanda una mayor madurez por parte del lector que otros libros de Boie. La autora reúne cinco historias protagonizadas por niños africanos que viven en el mayor de los desamparos. “Conozco a un niño en África” cuenta la historia de Thulani, un huérfano que no puede acceder a una beca escolar porque necesita aportar el certificado de defunción de su madre, algo para lo que tiene que andar cientos de kilómetros. “El libro de mamá” trata de la ilusión con la que unos niños abren para leer un libro que les ha dejado su madre en herencia. En “Los zapatos de Jabu”, la joven Lunghile no tendrá más remedio que prostituirse para poder comprar unos zapatos sin los cuales a su hermano pequeño Jabu no se le permite ir al colegio. “Gugu se quema” narra el sentimiento de culpabilidad del pequeño Sipho que de manera accidental provoca un incendio que quemará viva a su “Gugú” (su abuela) delante de su hermana pequeña Nomsa.
Tras un viaje a Suazilandia, Boie desea realiza un tributo a las personas que ha conocido y relata de un modo bello historias que son muy duras porque sus protagonistas son niños que viven en situaciones extremadamente adversas debido al desamparo y a la soledad propias de algunos lugares del continente africano atenazados por la pobreza, en los que el acceso a la educación y la esperanza de vida son escasas. Boie combina muy bien un estilo narrativo sencillo con la crudeza de los hechos que relata creando un contraste que interpela al lector. La autora emula de esta manera el modo de mirar y percibir la realidad de un niño con su inocencia y sus miedos, algo que resulta estremecedor en el caso de los dos últimos relatos. Resultará muy duro para el lector imaginarse el modo en que una niña se ve obligada a prostituirse o las nefastas consecuencias que tiene para la conciencia de un niño un pequeño detalle de egoísmo que en Occidente no hubiera pasado a mayores. Aunque la esmerada edición de Siruela, incluidas la portada y la tipografía en tinta de color granate, pueden hacer pensar que es un libro de literatura infantil, esta compilación de historias basadas en hechos reales se enmarca más en la categoría de literatura social con todo lo que ello implica. La autora incluye al término del libro un glosario que ayuda a entender algunos términos y expresiones en suazi, idioma de Suazilandia.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA