LAS LÁGRIMAS DE CLAIRE JONES

LAS LÁGRIMAS DE CLAIRE JONES

18,50 €

18,50

Versión ebook disponible
por 7,99 €

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

El libro puede herir la sensibilidad del lector por sus planteamientos de fondo y por la forma en tratarlos

Valoración de los clientes

18,50 €

Enviar a un amigo

La periodista de El País y locutora de la cadena SER Berna González Harbour (Santander, 1965) sitúa en su ciudad natal la acción narrada en Las lágrimas de Claire Jones último episodio de la serie protagonizada por María Ruiz, comisaria madrileña del Cuerpo Nacional de Policía. Trasladada a Soria por diferencias de criterio con los superiores, recibe desde Santander la llamada del comisario Carlos Fuentes, viejo amigo y maestro que, enfermo del corazón y a punto de pasar a la reserva, le invita a pasar unos días de descanso en la apacible capital cántabra.
Sin embargo, un suceso inesperado viene a interrumpir los planes de María Ruiz que acompaña al comisario a realizar una inspección de rutina. Cuando los agentes se disponen a revisar un vehículo sospechoso antes de proceder a su desguace, descubren en el maletero el cadáver de una joven que, por los síntomas, había permanecido oculto en el mismo lugar durante varios meses. La tarea de fijar la identidad de la víctima resultó un trabajo complicado, puesto que nadie, ni familiares ni amigos, habían comunicado su ausencia a la policía. La comisaria decide colaborar estrechamente con sus colegas de Santander, aunque de forma no oficial, debido a que se encontraba fuera de su jurisdicción. Mermado en sus facultades, el comisario Fuentes le concede total libertad de movimientos que la joven aprovecha para llevar el caso con los métodos directos y expeditivos que han caracterizado su carrera en las fuerzas de policía de Madrid. Identificada la víctima, una bella joven de nacionalidad británica llamada Claire Jones, María Ruiz descubre sus relaciones con Marco junior, magnate del vicio organizado que abusa de la ingenuidad de la chica y la utiliza al servicio de sus negocios ilegales. Gracias a los interrogatorios con personas del entorno, logran determinar que Claire Jones fue vista por última vez en compañía de Marco en Camelia, un antro de moda donde se celebraban fiestas de intercambios sexuales con mujeres y hombres dedicados a variadas prácticas de erotismo salvaje. La muerte por infarto del comisario Fuentes no impide a María Ruiz continuar sus gestiones, en el curso de las cuales visita de incógnito, acompañada por varios agentes, unos centros de prostitución organizada a través de una próspera red de corrupción de la que forma parte destacados mandos de la Policía, incluidos los jefes de Madrid que garantizan la total inmunidad de los delincuentes. El estilo ágil, y convencional, que utiliza técnicas de las crónicas de sucesos, no resulta adecuado para desarrollar una trama cuya intriga policiaca cede ante las aceradas críticas dedicadas a denunciar las injusticias atribuidas a los poderosos. La autora critica los fallos de una sociedad que considera injusta y carente de humanidad, representada por empresarios sin escrúpulos y políticos corruptos, todos ellos herederos del franquismo y militantes de los partidos de derechas. La descripción detallada de las orgías sexuales en las que llegan a intervenir los agentes con el pretexto de perseguir el delito y la propia protagonista, resultan fuera de lugar y afectan la sensibilidad de cualquier tipo de lector.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA