LAS TRES MUERTES DE FERMIN SALVOCHEA

LAS TRES MUERTES DE FERMIN SALVOCHEA

18,90 €

18,90

Consigue 0,95 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Sin valoración TROA

Valoración de los clientes

18,90 €

Consigue 0,95 puntos TROA

Enviar a un amigo

«A partir de la historia oculta de su Cádiz natal, Cañadas ha creado una mitología sobrenatural del sur tan brillante como tenebrosa.» Félix Palma, autor de El mapa del tiempoEn marzo de 1873, recién instaurada la Primera República, Fermín Salvochea tomó posesión del cargo de alcalde de Cádiz. Siguiendo su espíritu anarquista, adoptó una serie de medidas polémicas que le granjearon la simpatía de los pobres al mismo tiempo que la animadversión de las clases pudientes y del clero. Una de esas medidas fue el desahucio del Convento de la Candelaria.Esto es Historia. El resto de lo que contienen estas páginas podría no serlo.1907. Fermín Salvochea, legendario alcalde de la ciudad de Cádiz, fallece en extrañas circunstancias. Ese mismo día, Juaíco, un barbero viejo y borracho, decide contarle la historia de Salvochea a su hijo Sebastián.1873. El joven Juaíco empieza a trabajar para Fermín Salvochea durante su primera semana como alcalde. Una muerte en un burdel los embarcará en una aventura llena de misterios, magia negra y venganza más allá de la tumba.1907. Un enigmático teatro de los horrores ha llegado a Cádiz. Brutales asesinatos se suceden en los callejones de la ciudad. Sólo Sebastián y sus amigos podrán encontrar la verdad tras la historia de Juaíco y proteger Cádiz del mal antiguo que anida en sus entrañas.«La cuarta novela de Jesús Cañadas nos lleva al Cádiz de finales del siglo xix e inicios del xx en un tour de force a caballo de Los Goonies y Penny Dreadful. Imprescindible y adictiva.»Antonio Torrubia, Librería Gigamesh

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA