EL REINO DEL LENGUAJE

EL REINO DEL LENGUAJE

17,90 €

  • Editorial: ANAGRAMA
  • Año de edición:
  • Materia: Ensayos
  • ISBN: 978-84-339-6424-3
  • Páginas: 184
  • Encuadernación: Rústica
  • Colección: Argumentos
  • Idioma: Español

17,90

Consigue 0,90 puntos TROA

17,90 €

Consigue 0,90 puntos TROA

Enviar a un amigo

Este libro ha sido considerado el testamento literario de Tom Wolfe (1931-2018), uno de los principales cronistas, reporteros y novelistas americanos del siglo XX. Wolfe fue el iniciador del llamado Nuevo Periodismo, que combinaba el reportaje, la investigación, con una presentación literaria, y que ha tenido sus propios continuadores, como por ejemplo, Gay Talese. En cualquier caso, El reino del lenguaje se publicó en 2016 en inglés y ahora, tras la muerte de su autor, ve la luz en castellano.
En este ensayo -por cierto, un género en el que no abundó- se enfrenta a un tema complicado y lo hace ofreciendo la mirada del diletante. En el caso de la filosofía, como en otros, los sesgos del profesional y del experto pueden ser extremadamente nocivos. Wolfe emplea su satírica pluma para contraponer a Darwin frente a Wallace y a Chomsky frente a Daniel Everett. Desde su posición, libre de prejuicios y satírica, Wolfe revela las inconsistencias y la falta de sentido común de muchos planteamientos de la lingüística.
Lo principal es que, para Wolfe, el lenguaje es característico del hombre y por tanto lo que ayuda a explicar la superioridad del ser humano sobre el animal. De hecho, es el lenguaje lo que, a su juicio, permite al hombre hacer planes, reservar el alimento, crear la agricultura o iniciar los cambios culturales. Hay que indicar, sin embargo, que la noción de lenguaje de Wolfe es poco precisa: llega a ser en su argumentación algo parecido a la racionalidad.
También Wolfe tiene sus inconsistencias. Así, por ejemplo, es sintomático que reduzca todo el panorama de la lingüística a Chomsky, olvidando muchas figuras relevantes en Europa, y no siempre concordantes con el americano, y olvidando también la larga historia de la investigación en la lengua, desde Saussure hasta la actualidad. Pero, con su ingenio y su recurso a la etnología, puede aportar algunas intuiciones sugerentes, incluso para los expertos.
Como muchos otros han hecho con anterioridad, el escritor americano critica el innatismo de Chomsky, es decir, la idea de que existen unos universales estructurales que explican nuestro lenguaje. Pero también se opone a una explicación evolucionista del mismo. Según Wolfe, el lenguaje no sería un dispositivo biológico sometido a las leyes de la evolución de las especies, sino una construcción humana y cultural, de la misma manera que las herramientas. Sigue en este punto a Everett. No existe pues una suerte de gramática universal, sino que el lenguaje debe ser aprendido paulatinamente por cada uno de los individuos.
“Las palabras -explica Wolfe- son artefactos y hasta que el hombre no fue capaz de hablar, no pudo crear otros artefactos, ya fuera una honda, un iPhone o el tango, Pero el habla, fuente de artefactos, tiene una vida propia al margen de ellos (…) una vez que sale de los labios, el habla no puede detenerse”.
Se trata de un libro que no va dirigido a especialistas y que tiene como objetivo hacer reflexionar a los no expertos, aunque también a estos últimos dará que pensar. Además de las ideas sugestivas de Wolfe, es digno de notar su estilo y la potencia literaria de un ensayo escrito con una indudable fuerza narrativa, algo a lo que nos tiene acostumbrados Wolfe.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar