TITUS FLAMINIUS. LA GLADIADORA

TITUS FLAMINIUS. LA GLADIADORA

12,50 €

12,50

Consigue 0,63 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros que requieren un criterio moral sólido

Valoración de los clientes

12,50 €

Consigue 0,63 puntos TROA

Enviar a un amigo

La Gladiadora es la segunda entrega de Titus Flaminius, saga a la que da nombre su protagonista. Titus Flaminius pertenece a una noble familia romana pero tiene vocación investigadora desde que tuviera que hallar al asesino de su madre en la entrega anterior. En esta segunda parte una serie de brutales crímenes cometidos por una gladiadora llamada Mirmilla han puesto en jaque la ciudad de Roma. Flaminius, con la ayuda de Palinuro, su fiel servidor, su amigo Bruto y una viuda noble llamada Estilicia, tratará de descubrir qué relación tienen los asesinatos entre sí intentando dar sentido a las señales que quien los ha perpetrado ha dejado a la vista. En el transcurso de la investigación descubrirá una conspiración contra Roma alentada desde la ciudad de Pompeya por un grupo de Campanios rebeldes liderado por un Gran Maestre cuya identidad se desconoce. Para averiguar los detalles de la rebelión, Flaminius se verá obligado a renunciar a su libertad para convertirse en un gladiador más jugándose la vida a cada instante por su nueva condición de esclavo. En la escuela de gladiadores aprenderá que muchos de los que están allí son personas que anhelan la posibilidad de tener una familia y ser libres pero la mala suerte en muchas ocasiones ha propiciado su condena a batallar en la arena hasta la muerte. Como un gladiador más, Flaminius irá poco a poco entablando amistad con sus compañeros y conocerá de primera mano el código de honor de los gladiadores resumido en la frase “Los que van a morir te saludan”.
Cuando parece que esta segunda parte de Titus Flaminius va a ser una historia sobre Roma entretenida y formativa desde el punto de vista del conocimiento de algunos aspectos clave de la cultura romana, Nahmias carga la mano demasiado en la violencia y las relaciones íntimas entre algunos personajes mostrando la influencia de algunas series de televisión de éxito sobre el tema. Mirmilla, la antagonista en esta ocasión de Titus Flaminus, representa a una mujer luchadora, inexistente en realidad en la antigua Roma, a través de la que el autor introduce un factor lésbico reflejado en las relaciones que mantiene con sus subordinadas. Esta patina feminista hace que lo que podía ser una saga interesante sobre Roma para los más jóvenes (una posible lectura previa a los libros de Santiago Posteguillo o Colleen McCullough) articulada a través de un Sherlock Holmes a la romana, pierda fuerza y atractivo formativo. A Mirmilla se une además la figura de Espartaca, la mujer del fallecido Espartaco que se convierte en un momento dado en aliado de Titus Flaminius en su investigación junto con Selena, amiga de la infancia de Palinuro a la que mueve una extrema sed de venganza tras la muerte de un amante a manos de su marido. Los personajes femeninos del libro tienen una personalidad muy acusada y agresiva algo que desentona bastante en una cultura como la romana en la que la mujer tenía un papel muy limitado.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA