BREVES RESPUESTAS A LAS GRANDES PREGUNTAS

BREVES RESPUESTAS A LAS GRANDES PREGUNTAS

17,90 €

  • Editorial: CRITICA
  • Año de edición:
  • Materia: Física
  • ISBN: 978-84-9199-043-7
  • Páginas: 288
  • Encuadernación: Cartoné
  • Colección: Fuera de Coleccion
  • Idioma: Español

17,90

Añadir a mi cesta

Consigue 0,90 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 12/12/2019

17,90 €

Consigue 0,90 puntos TROA

Enviar a un amigo

Breves respuestas a las grandes preguntas es una obra póstuma del mediático físico teórico Stephen Hawking (1942), que ya tenía en preparación cuando falleció el 14 de marzo de 2018. Algunos de sus discípulos, compañeros académicos y su propia familia revisaron sus escritos haciendo una selección para completar las páginas de este libro que ha sido calificado como una selección de las reflexiones más profundas, accesibles y oportunas, tomadas de su archivo personal. Se trata, por tanto, de una declaración testamentaria, a la vez que divulgativa, de la visión científica y técnica de Hawking sobre el futuro de la ciencia y de la humanidad.
Hawking es el científico teórico más icónico desde la segunda mitad del siglo XX, en parte por sus trabajos matemáticos en Física teórica, especialmente por su estudio de los agujeros negros y del Big Bang como origen del universo, y en parte por su discapacidad motora manifiesta debido al ELA que padeció desde su juventud y que en nada afectó a su inmensa capacidad intelectual. Llegó a tener doce doctorados honoris causa, fue miembro de la Real Sociedad de Londres, de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Ocupó hasta su jubilación la cátedra Lucasiana de Matemáticas en la Universidad de Cambridge, la misma que habían ocupado anteriormente científicos de la talla de Isaac Newton o Paul Dirac. Son numerosos los premios y distinciones que ha recibido.
Además de un gran científico, Hawking ha sido un gran divulgador. Su libro Breve historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros estuvo más de doscientas semanas en la lista de best-sellers del The Sunday Times. Muchos de sus lectores, no expertos en ciencia, tuvieron dificultades para comprender todo su contenido y Hawking publicó una revisión mucho más divulgativa: Brevísima historia del tiempo, que también fue un éxito editorial.
En Breves respuestas a las grandes preguntas se puede leer al Hawking más divulgativo: en él se habla de ciencia para no científicos. Se divide en diez capítulos que se corresponden con diez preguntas sustanciales sobre el futuro de la ciencia y de la humanidad que merece la pena explicitar: ¿Existe un Dios? ¿Cómo comenzó todo? ¿Hay otra vida inteligente en el universo? ¿Podemos predecir el futuro? ¿Qué hay dentro de un agujero negro? ¿Es posible viajar en el tiempo? ¿Sobreviviremos en la Tierra? ¿Deberíamos colonizar el espacio? ¿Será la inteligencia artificial más lista que nosotros? ¿Cómo moldeamos el futuro?
Hawking hace gala de rigor científico. Tiene un sentido de la ciencia alejado del de Boecio y del escolasticismo (conocimiento de la realidad por las causas). A cambio, la ciencia que él asume se acerca a un empirismo moderno que solo acepta como científico lo que es experimentable, repetible y refutable. Hawking no se había definido claramente sobre su ateísmo hasta el final de su vida. En esta obra declara su falta de fe: “no hay Dios”. Nadie creó el universo y nadie dirige nuestro destino. Creer en la otra vida es tan solo una ilusión. No hay evidencia fiable de ella y va en contra de todo lo que sabemos en ciencia, que proporciona hoy en día mejores respuestas que la religión y más consistentes, pero las personas siempre se aferran a la religión porque proporciona consuelo y porque no confían ni entienden la ciencia.
Es cierto que Hawking no va más allá, en sus argumentos; de hecho, afirma no tener resentimiento hacia Dios y declara que su trabajo no es demostrar o refutar su existencia. Y esto es lo criticable en Hawking, que hace afirmaciones que escapan de la ciencia empírica justificándolas desde la ciencia, saltándose las reglas de su propio método. Claro que este salto, Hawking lo hace en sus libros de divulgación y no en sus desarrollos teóricos, que son fundamentalmente matemáticos y propios de la Física teórica.
Con todo, Hawking se maravilla de observar cómo el universo se rige por leyes, algo que ya le había pasado a Einstein a quien admira porque es capaz de hacerse preguntas transgresoras. Sin embargo, no se pregunta de dónde vienen esas leyes o por qué el universo es racional y no simplemente caótico. Su argumento –en el tiempo– para rechazar la idea de un dios creador es que antes del universo no había tiempo y, por tanto, no cabe la existencia de un dios anterior que lo creara: el dios de Hawking no solo no es el Dios personal cristiano, sino que de existir se confundiría con las mismas leyes de la naturaleza, no sería un Dios trascendente.
El texto presenta algunas imprecisiones filosóficas como confundir el concepto de tiempo en Kant y en Newton y el darwinismo con el neodarwinismo, aunque solo en la descripción narrativa. Cuando se refiere al futuro crecimiento de la Inteligencia Artificial propone que su expansión exponencial será semejante a como la inteligencia humana surgió de la materia por una superorganización de las partículas que componen esa materia por mera evolución. Para Hawking, las potencias intelectuales son pura materia, claro que no lo demuestra.
Por último, Hawking propone una nueva alfabetización científica de los jóvenes: no necesariamente toda la juventud ha de ser científica, pues son necesarias una gran variedad de otras habilidades, pero, según él, no se puede consentir el analfabetismo científico. Para ello hay que mejorar la educación escolar, abriendo las mentes a la emoción y al asombro del descubrimiento científico. Debemos abrir la creatividad para hacernos preguntas, muchas preguntas, aunque pudieran parecer absurdas.
En suma, el libro es muy agradable, de lectura fácil y salpicado de guiños humorísticos relacionados con la actualidad. Con él se puede aprender mucho de la ciencia moderna sin sobresaltos ni expresiones matemáticas: basta con separar lo que es afirmación científica de las excursiones filosóficas fuera del ámbito de la ciencia experimental. Es un libro de respuestas, en el que brillan más aún, si cabe, las preguntas.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar