CHARLES DE GAULLE, EL ESTADISTA REBELDE

CHARLES DE GAULLE, EL ESTADISTA REBELDE

17,50 €

  • Editorial: CIUDADELA
  • Año de edición:
  • Materia: Historia contemporánea
  • ISBN: 978-84-15436-41-6
  • Páginas: 224
  • Encuadernación: Rústica
  • Colección: < Genérica >
  • Idioma: Español

17,50

Añadir a mi cesta

Consigue 0,88 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 02/11/2021

17,50 €

Consigue 0,88 puntos TROA

Enviar a un amigo

La gran talla de los estadistas del siglo XX está fuera de toda discusión. Pero es cierto que, así como el talento de Churchill es enormemente reconocido, hay figuras que lo son menos. Puede ser este el caso de Gaulle, el militar y político que llevó el timón de Francia durante gran parte del siglo XX. De Gaulle fue, ante todo, un hombre destinado a hacer carrera en el ejército y nunca olvidó los compromisos de lealtad, buen hacer y valentía que asumió al seguir su vocación primera. Ese estilo fue importante a la hora de asumir el liderazgo político de su país en tiempos de crisis.
Hay dos cosas que sobresalen en su biografía. Por un lado, su capacidad reflexiva. A lo largo de estas páginas, Pablo Pérez, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra, pone de manifiesto que las decisiones del general respondían a unas ideas previas. Por otro lado, estuvo siempre a la altura de su conciencia militar, y supo desde muy pronto que el modo de operar había cambiado. Por ejemplo, desde 1934, había pensado que “el planteamiento del nuevo ejército debía ser muy otro: debía apoyarse no en construcciones defensivas fijas, sino en divisiones acorazadas motorizadas y autónomas, que debían estar integradas por profesionales auténticos”.
Lo que es indudable es que de Gaulle supo estar en el momento oportuno para salvar al país. Así ocurrió al ser Francia tomada por Hitler, en 1940. Fue de Gaulle quien se declaró representante del gobierno libre y llevó a que Francia fuera liberada por los aliados. Unos años después, con motivo de la crisis de Argelia, los franceses volvieron a reclamar su liderazgo para atajar una inminente guerra civil. De Gaulle, por tanto, puede ser considerado el salvavidas de la República francesa. No es de extrañar que incluso en el convulso 68, tras una delirante revolución, los franceses volvieran a confiar masivamente en él.
Más polémica fue su relación con la futura UE porque estaba convencido de la importancia de asegurar la soberanía e independencia gala. Como explica Pérez, “no puede entenderse a De Gaulle ni a sus proyectos de gobierno sin tener en cuenta su idea de la importancia que Francia debe tener en el teatro internacional”. En este sentido, su convicción es que Francia estaba llamada a ser grande.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar