CUERPOS, PANTALLAS Y PRECARIEDAD

CUERPOS, PANTALLAS Y PRECARIEDAD

16,00 €

  • Editorial: KATAKRAK LIBURUAK
  • Año de edición:
  • Materia: Ensayos
  • ISBN: 978-84-16946-68-6
  • Páginas: 178
  • Encuadernación: Rústica
  • Colección: < Genérica >
  • Idioma: Español

16,00

Añadir a mi cesta

Consigue 0,80 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 27/07/2024

16,00 €

Consigue 0,80 puntos TROA

Un nuevo torbellino de acumulación por desposesión arrasa territorios, precariza la vida y agota los cuerpos. La explotación global se acelera, incorporando dinámicas de subordinación compartidas por millones de personas en el mundo que trabajan en sectores aparentemente poco relacionados entre sí. La centralidad de la producción tecnológica abarca desde las minas de litio a la censura del contenido pederasta de Facebook, así como el ensamblaje de los microprocesadores.
El horizonte de las nuevas luchas y resistencias, protagonizadas por un proletariado compuesto de comunidades dispares, pasa por pensar, discutir y experimentar en torno a esta economía precarizante, que cada vez es más capilar y diversa, y que genera indiscutibles relaciones de dependencia en todas las direcciones. Frente a la espiral de explotación, se crean resistencias que van desde laboratorios de experimentación como maps.Met en los territorios ocupados por Israel en Palestina, como los programas de administradores digitales de Detroit.
Cuerpos, pantallas y precariedad es un experimento colectivo llevado a cabo por Precarity Lab. Escrito a muchas manos, esperemos que este texto provocador sea tan solo el primero de los tantos que necesitamos para entender e intervenir sobre esta nueva fase de capitalismo hipertecnificado.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar