DON QUIJOTE DE MANHATTAN

DON QUIJOTE DE MANHATTAN

TESTAMENTO YANKEE

19,00 €

19,00

Consigue 0,95 puntos TROA

19,00 €

Consigue 0,95 puntos TROA

Enviar a un amigo

Novela fantástica que imagina la reaparición actual de los dos personajes cervantinos, Don Quijote y Sancho Panza, en el corazón de Nueva York. A las siete y cuarto de una mañana cualquiera, amnésicos y desorientados, recorren la acera de una céntrica calle de Manhattan, sin atraer la atención de los ejecutivos que salen de las bocas de metro y se dirigen apresurados a su trabajo. Ni por su aspecto ni anticuadas vestiduras despiertan el interés de los neoyorquinos porque su ciudad, cualquier extravagancia es admisible. Así comienza una historia que trata de adaptar a esquemas sociales del siglo XXI las aventuras del más famoso entre los caballeros andantes y de su no menos conocido escudero.
La obra, elaborada como una secuela de la novela cervantina, está escrita con un lenguaje que evoca el español de principios del siglo XVII en los diálogos de los protagonistas y emplea formas actuales en los pasajes narrados en tercera persona. Este desdoblamiento facilita su lectura, pero resulta disonante en cuanto a la unidad del texto. Los capítulos iniciales conservan diferencias de época y lugar aparte, cierta semejanza con el original en el que se inspiran, por los quijotescos empeños en reparar injusticias y ayudar a personas en apuros. Más adelante Don Quijote, que ha comprado una Biblia protestante a una predicadora callejera, acompañado por su escudero se ven envueltos en situaciones catastrofistas de signo apocalíptico que no guardan ya ninguna relación con las escenas anteriores. La autora, nacida en Sevilla y residente en Nueva York, ha querido rendir un homenaje humorístico y sofisticado, al estilo de Manhattan, a Cervantes y a su inmortal caballero, aunque la trama progresivamente sigue unos derroteros que hacen inviable esta intención. La razonada sinrazón de Don Quijote deriva aquí hacia la narrativa del absurdo y del esperpento. Las abundantes alusiones paródicas o burlescas a los Evangelios no guardan ninguna relación con su espíritu de la obra original, encarnado por el caballeresco y devoto hidalgo manchego, incluso en su locura. A pesar de contar con algún episodio original y brillante, a la obra en conjunto le falta la viveza y espontaneidad que posee su modelo y los personajes, trasladados a Nueva York no resultan ya sublimes sino estrafalarios. La interferencia de la Biblia, otro libro universal y perdurable resulta desafortunada, ya que no cabe hacer paralelismo alguno entre ambos ni por su origen ni por su contenido.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar