DRAGON BOY

DRAGON BOY

14,96 €

  • Editorial: EDEBÉ
  • Año de edición:
  • Materia: Narrativa de 10 a 12 años
  • ISBN: 978-84-683-3139-3
  • Páginas: 240
  • Encuadernación: Cartoné
  • Idioma: Español
  • Temas: Convivencia y relaciones sociales
  • Valores: Superación de las dificultades

14,96

Consigue 0,75 puntos TROA

14,96 €

Consigue 0,75 puntos TROA

Enviar a un amigo

Al pobre Max no se le ha ahorrado nada: su pierna deforme le obliga a caminar con una muleta; lleva gafas con cristales de culo de vaso y el imán de un implante coclear en la cabeza; su columna vertebral está deformada y le están haciendo la ortodoncia. En esas circunstancias, es inevitable que sufra las despiadadas burlas y bromas pesadas de los abusones de su instituto. Y, para empeorar aún más las cosas, Max, a quien le gustaría ser invisible para poder pasar desapercibido, se ve obligado a hacer de “hombre de hojalata” en una representación escolar de “El Mago de Oz”. Un día se encuentra las páginas de un cómic que narra las aventuras de un superhéroe. A esta primera entrega se van sumando otras y, curiosamente, las pruebas a las que se enfrenta el superhéroe guardan un asombroso parecido con la vida de Max. ¿Quién será el autor del cómic? El día de la representación la caída que sufre Max en el escenario lleva a un desenlace inesperado: en lugar de verse expuesto a las burlas de todos, uno a uno sus compañeros de clase van desvelando en público cuál es su principal fragilidad, el defecto que más les hace sufrir y les avergüenza. Es la ocasión también para que se desvele el misterio del autor del cómic. La operación a la que se somete Max por culpa de la caída acaba con su pierna deforme y, además, el chico recupera a un buen amigo de la infancia. Y lo que en principio parecía un panorama triste y desolador va transformándose en una oportunidad para descubrir que todos sin excepción tenemos algún superpoder; y en el caso de Max es el valor, porque, aun sabiendo que la batalla está perdida, es capaz de luchar hasta el final.
La dureza de la vida de Max —presentada de un modo poco habitual en un libro infantil— se ve mitigada por el humor negro que recorre la narración y por el desenlace feliz de toda situación difícil. Los personajes están muy bien construidos: todos son “humanos”, con sus virtudes y sus defectos. Ese realismo está presente también en la descripción del entorno y las circunstancias de un chico de 11 años (incluidos la revista con desnudo femenino de la sala de espera del dentista o el juego de la botella, en el que un chico y una chica elegidos al azar tienen que besarse en la boca). El diario de Max, en el que se intercalan sus propios dibujos y las páginas del cómic de Dragon Boy, recoge el lenguaje que utilizaría cualquier chico de su edad y retrata fielmente la estructura de una mente infantil.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar