EL ASESINATO DEL FUERTE MEDBURY

EL ASESINATO DEL FUERTE MEDBURY

19,90 €

19,90

Añadir a mi cesta

Consigue 1,00 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 16/11/2019

19,90 €

Consigue 1,00 puntos TROA

Enviar a un amigo

George Limnelius es el pseudónimo de Lewis George Robinson (1886-1950), autor de tres novelas policiacas publicadas entre 1929 y 1933 y de las cuales ésta es la primera. Médico militar, recrea estas novelas en ese ambiente, igual que otros relatos suyos que también fueron publicados.
El asesinato del Fuerte Medbury se encuentra dentro de ese tipo especial de novelas policiacas que se desarrollan en una habitación cerrada, como se explica en el breve, pero interesante prólogo: es decir, un asesinato cometido en una habitación a la que no se puede acceder nada más que a través de la puerta, pero está se encuentra cerrada por dentro. Este tipo aparece en novelas y relatos de Allan Poe, Gaston Lerroux y Conan Doyle, entre otros.
La novela está ambientada en 1924 y durante los tres primeros capítulos se prepara al lector para poder entender la acción que trascurre en los restantes y que se remata en el último satisfactoriamente, con esa lógica radical de estos autores, en la que no queda ningún cabo suelto. El relato principal va de lunes a domingo, siguiendo los días.
La trama es sencilla: en un fuerte en el estuario del Támesis, aislado y de difícil acceso, en el Pabellón de oficiales, aparece uno de ellos asesinado, solo hay cuatro habitaciones y la del muerto está cerrada con llave por dentro. La personalidad del muerto está muy bien dibujada y el lector enseguida descubre razones más que suficientes para justificar que sea asesinado el mezquino teniente, pero no le será fácil descubrir al que lo ha hecho.
Los actores principales son muy pocos, aparte de los dos policías de Scotland Yard. Lo primero que hay que resaltar es la excelente descripción caracterológica de ellos, alternando sus acciones con su interioridad. A la hora de buscar una solución al caso, el lector se encuentra confundido, porque lo que parece más claro a primera vista es pura apariencia. Además, es fácil dejarse llevar por las obvias evidencias, como le pasa a uno de los policías, pero ahí no está la solución. La descripción de los métodos de Scotland Yard recuerda mucho a las novelas de Conan Doyle.
Un excelente clásico, escrito con sobriedad y con un lenguaje y unos gustos propios de la época, pero que hoy día siguen resultando atrayentes.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar