EL CRIMEN DEL ÓMNIBUS

EL CRIMEN DEL ÓMNIBUS

18,90 €

18,90

Consigue 0,95 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

18,90 €

Consigue 0,95 puntos TROA

Enviar a un amigo

Fortuné du Boisgobey, pseudónimo de Hypolite Auguste Abraham-Dubois (Granville, Francia, 1821-1891) fue considerado en su tiempo uno de los más destacados pioneros del género de intriga policiaca en su país. Hijo del alcalde de su ciudad natal y alto funcionario del Ministerio de Hacienda, decidió firmar sus obras con nombre supuesto para evitar comentarios adversos debido a los cargos que desempeñaba en la muy prestigiosa Administración francesa. La acción de El crimen del Omnibus, una de sus novelas de mayor éxito se desarrolla en la capital de Francia a punto de inaugurarse la Gran Exposición Universal de 1878.
El acontecimiento que había movilizado los esfuerzos e ilusiones de los ciudadanos se consideraba una oportunidad para demostrar al mundo la capacidad industrial y tecnológica de Francia. A este ambiente de euforia general responde el protagonista Paul Freneuse, un celebrado pintor que da los últimos toques a una de sus obras maestras que los organizadores del evento le han encargado con el fin de exhibirlo en una de las salas del pabellón nacional. El artista, cuando regresa a casa después de una velada nocturna con un grupo de amigos presencia un extraño suceso ocurrido en el ómnibus tirado por caballos en el que viaja. Finalizado el trayecto, al descender los ocupantes del vehículo, una joven y bella pasajera se desploma en el asiento próximo a Frenuse, quien, al comprobar que ha fallecido llama en su ayuda al revisor y ambos se disponen a poner el caso en manos de la policía. Una vez realizadas las formalidades, el pintor regresa al ómnibus para recuperar su bastón y encuentra bajo el asiento que ocupaba la víctima el fragmento de una nota manuscrita y un prendedor con un agudo alfiler que podría haber pertenecido a la joven. Un tanto preocupado comunica a su amigo Binos, colega de profesión el extraño suceso y apunta las sospechas de que la muerte no se debiera a causas naturales como afirma la policía, sino a la intervención intencionada de un asesino. Binos, más interesado en los placeres de la vida bohemia que en las bellas artes, se ofrece para investigar por su cuenta al encontrar indicios que atraen su atención. Ha descubierto que en la nota manuscrita aparece el fragmento de un mensaje en clave y que la aguja del prendedor contiene una elevada dosis de cianuro que podría causar la muerte instantánea de una persona apenas en unos minutos. La trama se desarrolla con notable ingenio, de modo que tanto los improvisados detectives como las situaciones y ambientes, descritos con una prosa adaptada al estilo retórico decimonónico, logran crear un clima de misterio que se mantiene hasta las últimas escenas, de máxima tensión emocional. Junto a los episodios protagonizados por los dos pintores, Boisgobey dedica especial atención a transmitir las costumbres típicas de los parisinos de la época, su peculiar mentalidad, ágil e irónica, así como el lenguaje desgarrado y mordaz de las clases populares al comentar los sucesos del Omnibus tal como fueron recogidos por la prensa sensacionalista.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA