EL DÍA QUE MURIÓ KAPUSCINSKI

EL DÍA QUE MURIÓ KAPUSCINSKI

23,00 €

23,00

Añadir a mi cesta

Consigue 1,15 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 25/09/2019

23,00 €

Consigue 1,15 puntos TROA

Enviar a un amigo

Ramón Lobo (1955) es un periodista curtido como reportero, aunque también ha trabajado y lo sigue haciendo en la redacción de distintos medios como especialista en política internacional. Pero Lobo es, sobre todo, corresponsal. Ha estado destinado en Bosnia y Kosovo, en Afganistán e Irak y en Ruanda, Uganda o Sierra Leona. En zonas castigadas por guerras, hambrunas o catástrofes naturales, lo que le ha proporcionado una buena dosis de humanidad y un fino olfato para distinguir las situaciones de peligro y la valía de las personas. Con cierto recorrido como escritor, es autor de Isla África, Cuadernos de Kabul, El autoestopista de Grozni y coautor de Los ojos de la guerra, donde 70 corresponsales escriben sobre su profesión y recuerdan a Miguel Gil, un periodista muerto en una emboscada guerrillera en Sierra Leona.
Por todo esto, cuando escribe una novela sus protagonistas son dos reporteros, Roberto Mayo y Tobías Hope, que a lo largo del relato viven aventuras propias de esta aguerrida profesión. El día que murió Kapuscinski es una ficción realista. Un retrato fiel de lo que es la vida de los corresponsales que Ramón Lobo hace revivir a los protagonistas de su novela.
Emplea el vocabulario y las formas de expresión de los reporteros. Con un modo de escribir pegado al terreno, expresivo y casi visual, retrata bien los lugares, las personas y los ambientes. Son abundantes los diálogos, muy vivos y a veces crudos. Todo ello hace que sea un libro sumamente ameno, una verdadera novela de aventuras con base real. Porque Lobo, en esta ocasión, no reconstruye sus recuerdos sino que redacta una verdadera novela cuya trama sabe entretejer con las amistades y amores de los protagonistas.
La acción arranca en Mogadiscio para luego recorrer un arco que va de Sarajevo a Beirut, de Kabul a Jerusalén, de Libia a Damasco, de Estambul a Baba Amr, para regresar de nuevo a Mogadiscio. Y entre unos y otros avisperos peligrosos, la acción recala en Londres y a veces en España.
“El día que murió Kapuscinski Roberto Mayo aterrizaba en Mogadiscio, una de las ciudades más peligrosas del mundo. Era el 23 de enero de 2007, cumplía cincuenta y dos años.”, así empieza Lobo en un brindis al maestro de periodistas Ryszard Kapuscinski.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar