FUISTE EL REY

FUISTE EL REY

18,00 €

18,00

Añadir a mi cesta

Consigue 0,90 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 26/02/2020

Enviar a un amigo

Una pareja de madrileños se trasladan a Bruselas para explorar nuevas vías profesionales. Mientras Noelia encuentra trabajo como traductora en el Parlamento europeo, el innominado protagonista sobrevive con algunos trabajos editoriales que hace a través de Internet y con unas clases de castellano. Mientras que ella consigue más o menos aclimatarse a la desangelada vida de Bruselas, él, sin embargo, va de mal en peor: le echan de todos sus trabajos y, encima, sufre un agudo cólico nefrítico que amenaza con repetirse y que le provoca numerosos dolores.
Como se pasa casi todo el día sin hacer nada, Noelia consigue convencerle para que, como una terapia, escriba en un cuaderno sus impresiones de su vida en Bruselas, ciudad que ha empezado a odiar. “Era el momento –se lee- de empezar con la historia de su vida”. Pero más que el presente, al protagonista le interesan los recuerdos, que empieza a escribir para desentrañar algunas historias que se repiten de manera nebulosa y que, escribiéndolas, adquieren una claridad nunca vista. “Si era verdad –escribe- que los recuerdos de aquella tarde eran falsos, no podía asegurar qué más acontecimientos de su vida habían sido reescritos por su memoria”. De manera vehemente e impulsiva, comienza a tener una dependencia irracional con el cuaderno donde va reescribiendo su vida. En él, repasa su infancia, recuerdos escolares, su paso por un instituto, sus primeras salidas nocturnas, la etapa universitaria, sus prácticas en un despacho de abogados (donde, solucionando uno de los casos, conoce a Noelia), su vida en común, el distanciamiento con sus padres…
Con una claridad meridiana, lee de nuevo toda su vida. Y también decide diseccionar su relación con Noelia, que atraviesa un momento de sombras por las dificultades que están pasando en Bruselas. Pero hay en toda esta actitud de reescribir hasta el pasado más reciente algunas actitudes enfermizas. Por ejemplo, en su imaginación se repite la presencia de un mendigo, que parece volver a ver en Bruselas y que aclararía algunos sucesos de su pasado. O la relación que mantiene con Rashid, que regenta una “night shop” sin mucho éxito. O algunas sospechas que le despierta la actitud de Noelia.
Si Noelia le había sugerido que escribirse para que la escritura tuviera una función exorcizante en él, el asunto se le va claramente de las manos, con episodios delirantes que ponen en peligro su relación con ella y hasta su salud mental.
Fuiste el rey es la segunda novela de Fernando Ariza y en ella ha cambiado de registro. En la anterior, Ciudad dormida, utilizaba la novela policiaca para desarrollar una original y oscura metáfora sobre la vida. Con excelente pulso narrativo, quizás exagerado en algunos pasajes, el autor novela la desintegración emocional del protagonista, motivada por una crisis profesional, familiar y matrimonial. La novela mezcla el relato de la vida de los dos personajes en Bruselas con la escrupulosa anotación del proceso de hundimiento del protagonista, en el que tiene un peso muy importante la propia escritura, psicológicamente perturbadora. Troa.

Más libros de este autor

Ver todos

Más libros de este autor

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar