LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS. ESTIRPE

LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS. ESTIRPE

19,90 €

19,90

Consigue 1,00 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

19,90 €

Consigue 1,00 puntos TROA

Enviar a un amigo

El novelista Conn Iggulden (Londres, 1971) continua en Estirpe, la serie dedicada a la Guerra de Las dos Rosas, el conflicto que enfrentó durante 30 años (1455-1485) a las casas de Lancaster y York que libraron una larga y cruenta guerra civil en la que tomaron parte los miembros más distinguidos de la nobleza británica en defensa de uno y otro bando. Este episodio se inicia con la derrota y ejecución de Ricardo, duque de York, a manos de los partidarios del rey Enrique VI, acontecimiento dramático que pareció dar por finalizada la contienda al quedar prácticamente aniquilado uno de los ejércitos en liza. Cuando las tropas del conde de Warwick, último defensor de la causa de los York caen derrotadas, los vencedores encuentran ya libre el camino hacia Londres, donde esperan ser recibidos para confirmar en el trono al débil y enfermizo rey Enrique VI Lancaster.
Sin embargo la historia cambia radicalmente de rumbo con la aparición del joven Eduardo, heredero del duque de York, dispuesto a vengar la muerte de su padre, cuya cabeza fue colgada de una pica en las murallas de York, la fortaleza que daba nombre a su estirpe. Después de levantar el ánimo a sus desmoralizadas huestes y unir los restos del ejército del conde de Warwick, su maestro de armas y consejero, se decide atacar al poderoso enemigo que, confiado en la mayor eficacia de su caballería pesada y elevado número de infantes y arqueros, presentó batalla con la seguridad de obtener el triunfo definitivo para los Lancaster. Sin embargo, y en contra de lo previsible, Warwick y Eduardo acertaron a dirigir a sus hombres con tal eficacia que aniquilaron a sus oponentes en la batalla de Towton. Tras su victoria Eduardo fue acogido jubilosamente en Londres, donde se le reconoció como rey de Inglaterra, coronado en la capital en 1461. La obra finaliza con la ruptura de relaciones entre Warwick y el nuevo rey que, influido por su mujer, Isabel Woodville, le acusaba de traidor a la corona y le obligaba a someterse a un proceso en el que podría ser condenado a muerte. Avisado por el propio hermano del rey, el conde embarcó hacia Francia en compañía de su familia con la esperanza de ser acogido por el rey de Francia y evitar así la persecución a la que era sometido por los nuevos validos de la corte, los influyentes hermanos de la reina Isabel Woodville. Conn Iggulden, gracias a sus profundos conocimientos sobre la Inglaterra del siglo XV, acierta a reflejar con una prosa cuidada y ágil, el contraste entre los ambientes despiadados de la guerra y la ruda mentalidad de los caballeros medievales, dispuestos a la lucha sin cuartel en defensa de su honor. Actitud violenta que se substituye por las intrigas cortesanas en las que ya se advierten los aires del Renacimiento. Así lo demuestra la conducta de las dos reinas que intervienen en el relato, Margarita de Anjou e Isabel Woodville, mujeres ambiciosas que modifican la voluntad de sus respectivos maridos, Enrique VI y Eduardo IV, al servicio de sus ambiciones personales.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA