LA POETA Y EL ASESINO

LA POETA Y EL ASESINO

22,80 €

22,80

Añadir a mi cesta

Consigue 1,14 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 25/09/2019

22,80 €

Consigue 1,14 puntos TROA

Enviar a un amigo

Simon Worrall escribe en La poeta y el asesino una apasionante crónica periodística que podemos encasillar dentro del género del “true crime”, la reconstrucción literaria y periodística de unos sucesos violentos que ocurrieron en realidad. El autor, que ha escrito sobre grandes personajes contemporáneos del mundo de la música, el arte y la política, como Hillary Clinton, Leonard Cohen, Arthur Miller o Katharine Hepburn, se centra en esta ocasión en un personaje estrafalario, un genio de la falsificación que también se convirtió en un peligroso asesino: Mark Hoffmann, personaje con un amplio repertorio de ingeniosas falsificaciones que consiguieron poner contra las cuerdas a firmas de tanto prestigio como la casa de subastas Sotheby’s. En la actualidad, cumple condena por dos asesinatos.
Hoffmann comenzó falsificando textos relacionados con Joseph Smith, el fundador de los mormones, en una de cuyas familias nació el autor en 1954. Luego se aficionó a la falsificación de cuentos infantiles, con una precisión impecable. Este libro se centra en una de sus actuaciones más conseguidas y arriesgadas: la falsificación de un supuesto poema perdido de la gran y prestigiosa poeta Emily Dickinson. El proceso de composición fue meticuloso, científico, exhaustivo, metódico, de gran calidad. Sin embargo, levantó las sospechas de un par de personajes a los que, para que no entorpeciesen sus planes, no tuvo más remedio que asesinar. Worrall, con mucho oficio, reconstruye la increíble y falsificada vida de Hoffmann.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar