LE PERDONO, PADRE

LE PERDONO, PADRE

SOBREVIVIR A UNA INFANCIA ROTA

19,90 €

  • Editorial: MENSAJERO
  • Año de edición:
  • Materia: Autobiografías
  • ISBN: 978-84-271-4050-9
  • Páginas: 232
  • Encuadernación: Cartoné
  • Colección: Testimonios
  • Idioma: Español

19,90

Consigue 1,00 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general. Más adecuado para personas con criterio y formación en los temas tratados

Valoración de los clientes

19,90 €

Consigue 1,00 puntos TROA

Enviar a un amigo

Relato de carácter autobiográfico en el que Daniel Pittet (Ginebra, Suiza, 1959) resumen algunos de los acontecimientos de su vida desde los primeros recuerdos de infancia hasta su actual situación, como bibliotecario en la ciudad de Friburgo, casado y con seis hijos. Desde muy niño hubo de afrontar situaciones de extrema dificultad, con un padre maltratador y una madre que, debido a las graves desavenencias conyugales, decidió poner fin a la convivencia matrimonial. El ambiente hostil generado por las calumnias del padre, que atribuyó a su esposa falsas relaciones adúlteras, obligó a la familia a abandonar Ginebra para escapar de la maledicencia pública. En Friburgo, a los 9 años de edad recibe la invitación de un influyente clérigo local, el P. Jöel Allaz, que se presta a darle clases, además de ofrecerle un puesto de monaguillo en la catedral, del que obtendría alguna ayuda económica para su apurada familia. Según testimonio del autor, a partir de ese momento se vio forzado a ceder a las torpes deseos del sacerdote, que lo viola repetidamente y le obliga a practicar una serie de actos de perversión sexual bajo la amenaza de tomar represalias si revelaba su secreta relación. Al describir con lenguaje sencillo y directo los episodios en los que se vio forzado a participar durante varios años hasta la adolescencia, Daniel Pittet lleva a cabo un sincero ejercicio de autoanálisis sobre las razones que le llevaron a ocultar los hechos a su madre y hermanos, así como a los compañeros de colegio, o a los religiosos que se interesaban de forma honesta en sus problemas personales. Según declara, uno de los motivos de mayor peso fue el temor de que el P. Allaz influyera para que se privara a su familia de la ayuda material recibida a través de las instituciones de la Iglesia en Friburgo. Sin embargo, con el paso del tiempo la sobrecarga de dolor y vergüenza soportada por el chico llegó rebasar su capacidad de resistencia y, bien aconsejado, se atrevió a cortar de forma definitiva las pervertidas relaciones con el vicioso clérigo. En la exposición de los episodios a los que se hace referencia, el autor se limita a reflejar la realidad desde una postura de perdonar a su ofensor, sin actitudes de rencor ni deseos de atribuir al resto de los sacerdotes y religiosos de Friburgo complicidad en una conducta del todo ajena a los principios morales del cristianismo que inspiraban las enseñanzas de la Iglesia. Al contrario, Daniel Pittet agradece a sus directores espirituales la ayuda prestada en momentos de depresión o de escrúpulos de conciencia al no haberse opuesto con mayor decisión a las aberraciones sexuales a las que fue sometido. La lectura de esta obra, que lleva un breve prólogo del Papa Francisco, ha sido recomendada por la Santa Sede tanto debido a la valerosa denuncia de los hechos como al propósito sincero de perdonar al responsable de haberlos cometido, quien reconoce, en una entrevista final, el daño ocasionado a un niño inocente confiado a su custodia de cuyo cuerpo abusó para satisfacer sus perversos instintos sexuales.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA