LOS VENCIDOS

LOS VENCIDOS

POR QUÉ LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL NO CONCLUYÓ DEL TODO, 1917-1923

26,00 €

26,00

Consigue 1,30 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

26,00 €

Consigue 1,30 puntos TROA

Enviar a un amigo

El profesor Robert Gerwarth (Berlín,1976) doctorado en historia por la Universidad de Oxford y autor de varias biografías sobre dirigentes del Tercer Reich Alemán, desarrolla en su obra Los Vencidos una versión realista del drama vivido por las naciones de la Europa Central y Oriental una finalizada “Gran Guerra” de 1914-18.
El autor demuestra, con datos irrefutables, que las versiones idílicas sobre los “felices años veinte” del período entre guerras carecen de fundamento histórico y presentan una visión parcial y errónea de lo ocurrido. Los 21 años de separación entre los dos conflictos armados, entre 1918 y la invasión germana de Polonia en 1939) arrojan un saldo dramático de guerras civiles, invasiones fronterizas, feroces luchas étnicas, sociales y religiosas, además de la aparición de los tres grandes movimientos que sembrarán la muerte, el terror y la miseria en extensas zonas de la Europa: el comunismo en Rusia, el fascismo en Italia y el nacionalsocialismo en Alemania. Para fundamentar sus tesis, Robert Gerwarth examina con detalles los sucesos ocurridos tras la firma del armisticio de París, no solo aquellos registrado en las naciones vencedoras sino también y sobre todo en el terreno de los derrotados. La euforia que la victoria despertó en los Aliados les hizo olvidar el fondo de los complejos problemas políticos, económicos y sociales, derivados del agotamiento de recursos y la muerte de millones de jóvenes soldados en los campos de batalla. Los imperios germano y austro-húngaro, con sus aliados, incluida Turquía, fueron humillados y sometidos a duras condiciones que impedían su recuperación, tras la derrota. Los odios y viejos rencores latentes entre húngaros, checos, serbios, croatas, polacos, rumanos, búlgaros, griegos, armenios y turcos provocaron sangrientos conflictos de difícil solución. En consecuencia las poblaciones civiles vagaban aterradas en busca de refugio o morían como resultado de las campañas salvajes en las que cada nación se jugaba su existencia a cara o cruz. Las masacres se sucedían, como en genocidio de los turcos en Esmirna sobre los cristianos griegos y armenios, ante la presencia de la Armada británica anclada en el puerto que contemplaba el asesinato masivo de miles de familias hacinadas en los muelles. Las reacciones ante el caso generalizado en cada una de las naciones afectadas fueron de distinta naturaleza según las capacidades e intenciones de los líderes de los respectivos partidos o los recursos de las clases dirigentes. Si a los numerosos conflictos citados por el autor se añaden el orgullo herido de Alemania, las reivindicaciones territoriales de Italia y el triunfo de los bolcheviques en la Unión Soviética, los ingredientes para un futuro enfrentamiento de grandes proporciones parecían servidos. El estudio, logra combinar la agilidad del estilo y el lenguaje asequible con el rigor propio de un estudio de investigación que aporta nuevos datos hasta ahora desconocidos por la historiografía actual.

Más libros de este autor

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA