OTRA NOVELITA RUSA

OTRA NOVELITA RUSA

10,00 €

10,00

Añadir a mi cesta

Consigue 0,50 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 28/06/2019

10,00 €

Consigue 0,50 puntos TROA

Enviar a un amigo

Columnista y profesor de literatura, Gonzalo Naier (1981) es uno de los escritores más prestigiosos de la literatura chilena actual.
Otra novelita rusa es una novela breve que se centra en un metódico personaje, Emanuel Moraga, a quien el autor convierte en símbolo de un tipo de ciudadano chileno asentado en los valores de la dictadura de Allende. Moraga, arquitecto municipal jubilado, viudo, residente en Punta Arenas, con un hijo que vive en Santiago con el que apenas tiene relación, es una persona cuyas costumbres de asientan en la maniática y rigurosa formalidad: “el respeto a los pantalones planchados, el Agua Brava, el himno nacional bien pronunciado, hincarse con sutileza cuando el cura le daba la hostia en la boca, escuchar la radio Agricultura mientras preparaba el desayuno…”. Moraga “miraba con gusto el golpe de Estado, la lucha contra el comunismo y la dictadura”. Además, Moraga es profesor y jugador del Club Magallánico de Ajedrez, afición que da sentido a su vida y que va a provocar en sus hábitos y expectativas un quiebro fundamental.
De pronto, gracias a la visita de un electricista a su hogar para reparar una avería, intuye y descubre la auténtica misión de su vida: unir el ajedrez con la lucha contra el comunismo soviético. Trasladarse a Moscú para combatir con el ajedrez. Para ello, decide vender su casa y con el dinero conseguido, se traslada a Moscú, a un hotel próximo al conocido Paseo Tverskoy, que tantas veces había visto por televisión, habitual e histórico lugar de cita de los amantes del ajedrez. La novela se sitúa a comienzos de los noventa, cuando ya se había derrumbado el comunismo y el país estaba sumergido en una crisis de valores políticos, sociales y económicos.
Y la novela, con frecuentes flashback con los que sabemos algo más de la vida de Moraga, cuenta el proceso de adaptación a Moscú para cumplir esa ambiciosa y concreta misión.
Está muy conseguido el retrato del personaje, un ciudadano modelo, que quiere a su país por encima de todo, y que ha descubierto que está en sus manos provocar una sonora derrota a un país que encarna lo mejor del juego del ajedrez, con campeones de muchísimo prestigio. También se describe con mucho acierto su llegada a Moscú y su progresivo acercamiento a los protagonistas del Paseo Tverskoy.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar