RETAGUARDIA ROJA

RETAGUARDIA ROJA

VIOLENCIA Y REVOLUCIÓN EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

24,50 €

24,50

Añadir a mi cesta

Consigue 1,23 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 10/04/2020

Enviar a un amigo

Catedrático de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos en la Universidad Complutense de Madrid, Fernando de Rey ha publicado numerosos estudios también sobre la Segunda República y la Guerra Civil española. Este libro tiene como objetivo describir la violencia que desató contra los adversarios políticos de la zona republicana en una zona muy concreta sobre la que se pone el foco: la provincia de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha.
El autor destaca la cantidad de estudios que se han producido en las últimas décadas sobre la represión política en la zona nacional. Su libro viene a equilibrar un poco la situación historiográfica, pues él se centra en la zona republicana y en estos lugares concretos, sobre todo agrarios, lo que también es una novedad, pues a menudo los estudios se han centrado en ambientes urbanos.
Sitúa el autor su investigación en el contexto de la primera mitad del siglo XX, calificada por historiadores como Niall Ferguson como la “Edad del Odio”, pues fue “el periodo más sangriento de la historia del mundo”. El contexto internacional influyó de manera determinante en la guerra civil, donde en un mundo salvajemente polarizado solo se pensaba en la aniquilación sistemática del enemigo. Las experiencias sobre esta manera de funcionar se dieron en la Primera Guerra Mundial y en la Revolución soviética, antecedentes de la Guerra Civil española. La violencia se vio como un instrumento de limpieza selectiva que también se empleó en países con regímenes democráticos, aunque es cierto que en estos años la democracia perdió su sitio en la política sustituida por la implantación de sucesivos regímenes totalitarios de diferentes signo que utilizaron la violencia como herramienta política y social.
El autor se centra en la violencia revolucionaria desatada en La Mancha y en Ciudad Real, una zona en la que no triunfaron los sublevados, a pesar de que en las elecciones celebradas las mayorías solían ser conservadoras. Se analiza la procedencia social y política de las víctimas, el alcance de la violencia religiosa, las actuaciones de los partidos políticos y sindicatos. Los partidos revolucionarios aprovecharon la insurrección política para poner en práctica por la vía de los hechos su “sueño igualitario”, que pasaba por la destrucción del enemigo, como ya había sucedido en la Revolución rusa, modelo para muchos revolucionarios de los métodos que había que seguir.
Subraya el autor que no fue una violencia puntual como consecuencia de actos descontrolados. La “violencia caliente” que se desató fue continua, sistemática y justificada por aquellos que apoyaban la revolución.
Interesante estudio, pues, que vuelve a demostrar las dramáticas consecuencias de la Guerra Civil, que justificó el odio, la violencia, la muerte y la aniquilación. Troa

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar