TRAGEDIA EN EL TRIBUNAL

TRAGEDIA EN EL TRIBUNAL

19,95 €

19,95

Añadir a mi cesta

Consigue 1,00 puntos TROA

En stock Pídelo ahora y recíbelo en tu casa el día 25/09/2020

19,95 €

Consigue 1,00 puntos TROA

Enviar a un amigo

Cyril Hare es el seudónimo de Alfred Alexander Gordon Clark (1900-1958), juez inglés que también fue escritor de novelas policiacas. La idea de esta novela le surgió durante los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial, cuando acompañó como “Marshall” a un juez en su circuito. La institución de los jueces de distrito es una organización que gozaba de gran importancia hasta hace poco tiempo. Eran los presidentes del Tribunal del Rey que se desplazaban a distintas ciudades para administrar justicia; con ellos llevaban a un grupo numeroso de empleados que les asistían en su cometido.
El primer capítulo de la novela es una descripción de todos los personajes que acompañan al juez, su comitiva, el recibimiento en una ciudad y la puesta en marcha del tribunal. Es un capítulo, en parte cómico, en parte ilustrativo y necesario para poder ir entendiendo el resto de la novela. La acción transcurre en 1939, durante la Segunda Guerra Mundial en el circuito del sur de Inglaterra.
En este caso, se trata del juez Barber, acompañado de su mujer, Hilda. El juez es huraño, indeciso y la mujer -que también es abogado pero que nunca pudo ejercer por ser mujer según las costumbres de la época-, es resolutiva y conocedora a fondo de las leyes de la Corona. Otros personajes son Derek, que es el “Marshall”, que acaba siendo el confidente de Hilda, enamorado y eficiente, pero que acaba por cansarse del Juez. Otro de los personajes importantes es el abogado Francis Pettigrew, antiguo amigo y socio de Barber, que actúa como defensor en varios casos ante el tribunal.
La trama de la novela se centra en la carta que el juez Barber recibe amenazándole; este no le da importancia, pero le sigue una segunda en los mismos términos, acompañada de unos bombones envenenados. A partir de este instante, Hilda asume la protección del marido, sobre todo después de sufrir un accidente de coche que complica mucho las cosas. Desde ese momento se suceden pequeños acontecimientos que mantienen un clima de confusión al no saber quién ni por qué los provoca. Habrá que esperar a que acabe el circuito y vuelvan a Londres para que se pueda resolver el caso, no sin que antes intervenga Scotland Yard.
Como el autor conoce bien el mundo judicial en el que se mueve la novela, todo el relato tiene una gran verosimilitud y lógica. En conjunto es una gran novela (sin olvidar que fue escrita en 1942) y se lee con gusto.

Política de privacidad

Hola! Hemos cambiado nuestra política de protección de datos para adecuarnos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en vigor desde el pasado 25 de mayo de 2018. Para continuar siendo cliente y poder gestionar tus pedidos, necesitamos que des tu consentimiento a dicha nueva política.

Continuar