EL NIÑO QUE QUERÍA CONSTRUIR SU MUNDO

EL NIÑO QUE QUERÍA CONSTRUIR SU MUNDO

19,00 €

  • Editorial: ALIANZA
  • Año de edición:
  • Materia: Narrativa contemporánea
  • ISBN: 978-84-9104-672-1
  • Páginas: 464
  • Encuadernación: Rústica
  • Colección: Alianza Literaria
  • Idioma: Español

19,00

Consigue 0,95 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

19,00 €

Consigue 0,95 puntos TROA

Enviar a un amigo

Keith Stuart es periodista británico especializado en nuevas tecnologías y videojuegos. Ha sido uno de ellos, Minecraft en la versión para Xbox 360, lo que le ha llevado a escribir esta novela cuando descubrió cómo el juego vino a enriquecer la vida de su hijo Zac, un niño autista.
Alex tiene treinta y tres años y es agente inmobiliario. Casado con Jody, hace tiempo que dejó en manos de su mujer todo el esfuerzo que supone la educación de su hijo Sam, un niño autista de ocho años al que no es capaz de entender. Parapetado tras el exceso de trabajo ha olvidado que su familia ha de ser su ocupación principal. Cansada de la situación, Jody le pide que se vaya de casa e intente poner orden en su cabeza. Alex contempla cómo su matrimonio se va a pique por su torpeza a lo que tendrá que añadir la pérdida de su empleo en la empresa inmobiliaria en la que trabaja. Gracias a su amigo Dan que le recibe en su casa sin demasiadas preguntas, puede reflexionar y darse cuenta de lo mucho que quiere a su mujer y a su hijo y que hará todo lo que esté en su mano para recuperarlos, una tarea difícil por los problemas de comportamiento de Sam que para Alex son completamente incomprensibles. Desesperado por encontrar la forma de relacionarse con su hijo, se da cuenta que el niño ha empezado a interesarse por Minecraft, un juego de construcción adaptado a la Xbox. Éste será su punto de encuentro, un lugar virtual en el que poder comunicarse y llegar a una relación más profunda, un espacio en el que Alex podrá mantener la esperanza.
Keith Stuart escribe la novela desde el conocimiento propio en el mundo del autismo consiguiendo que los personajes resulten reales y cercanos. Escrita con inteligencia no deja de lado al corazón aunque de una manera sobria, sin demasiadas concesiones al sentimentalismo. Toda la novela refleja un sentido positivo de la vida. La familia y la amistad se ponen constantemente en valor por encima de las dificultades que intentarán resolver los protagonistas de la mejor manera posible haciendo que la novela resulte muy atractiva.
El videojuego como instrumento de aprendizaje y relaciones interpersonales está muy bien tratado y cobra todo su sentido en una época en la que lo digital es parte fundamental en la vida de las nuevas generaciones.

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA