HE HECHO UN PASTEL PARA TI

HE HECHO UN PASTEL PARA TI

21,90 €

21,90

Consigue 1,10 puntos TROA

Valoración TROA

Calidad literaria

Contenidos

Libros de interés general por la materia o el autor

Valoración de los clientes

21,90 €

Consigue 1,10 puntos TROA

Enviar a un amigo

Mario Levi (Estambul, 1957) narra en He hecho un pastel para ti la historia de una familia judía instalada la capital de Turquía que, como en su caso, es de origen sefardí. La acción que transcurre en la segunda mitad del siglo XX, está focalizada desde la perspectiva del narrador, escritor de profesión y nieto de una de las dos hermanas, Rahel y Lea, que constituyen el centro de referencia de la novela, escrita con el estilo de una crónica familiar.
La obra se caracteriza por el empleo de la primera persona y lo reducido y escueto de sus diálogos. La trama se desarrolla de forma lineal, dividida en cuatro partes que se presentan como si fueran otros tantos cuadernos. Las referencias a los tiempos y espacios donde se sitúan los hechos, resultan deliberadamente imprecisas, dado que lo importante para el autor es reflejar situaciones que ponen de manifiesto la intimidad de los personajes implicados en ellas. Durante unos años, las abuelas reúnen a la familia con motivo de las celebraciones propias de la religión judía, a las que asisten, por sentido del deber, todos los que respetan esas obligaciones aunque para ellos carezcan de significado trascendente. Los capítulos dedicados a estas reuniones muestran un fuerte y atractivo sabor costumbrista que el autor plasma en descripciones sugestivas de olores, colores, sonidos y especialmente sabores. A la cocina tradicional sefardí dedica páginas llenas de referencias a platos que coinciden con muchos de los que en España se consideran propios de la gastronomía mediterránea. El gusto por la buena mesa se presenta como un auténtico placer, capaz de unir en armonía a una serie de comensales que aun estando emparentados entre sí, no siempre mantienen buenas relaciones. Con el paso del tiempo, la familia se dispersa, las abuelas anfitrionas ya no se ven con fuerzas para ejercer este papel, y antiguos secretos afloran tras permanecer celosamente ocultos durante décadas. El narrador cierra la historia con un tono de nostalgia muy acusado que ni la más exquisita receta de cocina es capaz suavizar. La deliberada lentitud con que fluye el relato, y lo pausado del estilo con predominio de la forma indirecta, expresivo y bien elaborado, evidencian un concepto novelístico típicamente oriental, distinto al que predomina actualmente entre los autores europeos. Aunque no es difícil seguir el curso de los acontecimientos, la mentalidad de los personajes impide un acercamiento fácil del lector a sus problemas y actitudes, debido a las notables diferencias socioculturales que los separan. Resultan de gran interés, en cambio, que se hayan intercalado abundantes palabras en ladino, dialecto de los judíos sefardíes que conserva abundantes coincidencias con la lengua castellana del siglo XV. Por encima de la ambientación, en un entorno de burguesía acomodada, bien lograda aunque esbozada a grandes rasgos, sin descripciones, y de lo refinado del gusto por la buena mesa, la novela pone de manifiesto la pacífica coexistencia de judíos y musulmanes en un clima de distensión y coexistencia que según ha declarado recientemente Mario Levi, tiende a deteriorarse en la actualidad.

Más libros de este autor

Ver todos

Más libros de este autor

Nuestros clientes opinan

Sé el primero en opinar sobre este libro.

Deja tu opinión

Valoración TROA

Contiene valores positivos

De interés general para todos los públicos

De interés general para público formado

Requiere un criterio moral sólido

Puede herir la sensibilidad del lector

Sin valoración TROA